Wernher von Braun

Wernher von Braun (1912-1977) fue uno de los más importantes y exitosos desarrolladores de cohetes para exploración espacial durante el período comprendido entre los años 1930 y 1970.

Biografía de Wenher von Braun

En su juventud se entusiasmó con las posibilidades de la exploración espacial mediante la lectura de las obras de ciencia ficción de Julio Verne y HG Wells, y de los escritos de ciencia hechos por Hermann Oberth, cuyo estudio clásico de 1923, Raketezu den Planetenräumen (Cohete hacia el Espacio Interplanetario), llevó al joven von Braun a especializarse en el cálculo y la trigonometría para poder comprender la física del diseño de cohetes.

Desde sus años de adolescente, von Braun tenía un gran interés en los vuelos espaciales, por lo que se unió a la Vereinfür Raumschiffahrt (Sociedad de Vuelos Espaciales) en 1929.

Como deseaba construir cohetes de gran capacidad, en 1932 se fue a trabajar al ejército alemán para desarrollar misiles balísticos.

En el ejercicio de este trabajo, von Braun obtuvo un doctorado de Física el 27 de julio de 1934.

Los cohetes y Von Braun

Von Braun es bien conocido por haber sido el líder de lo que se denominaba el “equipo del cohete”, que desarrolló el misil balístico V-2 para los nazis durante la Segunda Guerra Mundial.

El V-2 fue construido en una fábrica de trabajos forzados llamada Mittelwerk.

Los estudiosos todavía están deliberando sobre su participación en estas controvertidas actividades.

Concebido originalmente por el “equipo del cohete” de von Braun en un laboratorio secreto en Peenemünde, en la costa báltica, el cohete V-2 fue el antecedente inmediato de los utilizados en los programas de exploración espacial de Estados Unidos y la Unión Soviética.

El misil de combustible líquido medía unos 14 metros (46 pies) de largo y pesaba 12,247 kilogramos (27,000 libras).

Volaba a una velocidad de más de 5,633 kilómetros (3,500 millas) por hora y transportaba una ojiva de 999 kilogramos (2,200 libras) a un objetivo de 805 kilómetros (500 millas) de distancia.

Voló por primera vez en octubre de 1942 y fue empleado contra objetivos en Europa a partir de septiembre de 1944.

A principios de 1945, era obvio para von Braun que Alemania no lograría la victoria contra los aliados, e ideó una estrategia para la posguerra.

Antes de que los aliados capturaran el complejo donde estaba el cohete V-2, von Braun se entregó voluntariamente a los estadounidenses junto con los planos, vehículos de prueba y 500 de sus mejores científicos expertos en cohetes.

Durante los quince años posteriores a la Segunda Guerra Mundial, von Braun trabajó con el ejército de Estados Unidos en el desarrollo de misiles balísticos.

Como parte de una operación militar llamada Proyecto Paperclip, él y su equipo, procedente de la Alemania derrotada y enviado a Estados Unidos, fueron instalados en Fort Bliss, Texas.

Allí trabajaron con cohetes para el ejército que lanzaron desde el Polígono de Pruebas en White Sands, Nuevo México.

En 1950, el equipo de von Braun se trasladó a la base Redstone Arsenal cerca de Huntsville, Alabama, donde construyeron el misil balístico Júpiter.

En 1960, su centro de desarrollo de cohetes fue transferido del ejército a la recién creada NASA, recibiendo la instrucción de crear el gigante de los cohetes, Saturno.

Por lo tanto, von Braun se convirtió en director del Centro de Vuelo Espacial Marshall, de la NASA y en el principal arquitecto del Saturno V, el vehículo de lanzamiento y el propulsor que impulsó a los estadounidenses a la Luna.

Von Braun se consolidó como uno de los portavoces más destacados de la exploración espacial de los Estados Unidos durante la década de los 50’s.

En 1970, el mando de la NASA pidió a von Braun trasladarse a Washington, DC para encabezar el esfuerzo de planificación estratégica de la agencia.

Salió de su casa de Huntsville, Alabama, pero en 1972 decidió retirarse de la NASA y trabajar para la compañía Fairchild Industries of Germantown, en Maryland.

Murió en Alexandria, Virginia, el 16 de junio de 1977.