Ácaros ¡Un Zoológico en Nuestra Piel!

 

Ácaros

Si quieres ver una excitante vida salvaje, no necesitas meterte en la espesura de la selva. Hay criaturas extrañas llamadas ácaros que se arrastran y viven en tus brazos, tus piernas y tu cara.

Un poderoso microscopio nos mostraría grandes sorpresas. Algunos de estos monstruos inquietantes son peligrosos hongos, tales como el pie de atleta .

Los hongos viven y crecen entre los dedos de nuestros pies. El pie de atleta es un problema común.

 

Otros seres que viven en nuestros cuerpos parecen pequeños insectos. Se llaman garrapatas o ácaros. Todos tenemos pequeñas hojuelas de piel seca. A los ácaros les gustan tales hojuelas. Constituyen su alimento regular.

garrapatas

 

Ni porque te bañes muchísimas veces te desharás de estos pequeños visitantes. El agua caliente parece que los hace crecer y multiplicarse.

Pero no te preocupes demasiado; la mayoría de estas criaturas microscópicas nos hacen bien. Hay un tipo de estas criaturas que a menudo se come a otro tipo. Esto está ocurriendo ahora mismo mientras estás sentado ahí. Si no se comieran unos a otros, tendríamos demasiados de una clase, y eso no sería saludable.

La piel muerta se nos cae durante todo el día.

En 24 horas probablemente se nos caen unas 10,000 hojuelas. La mayor parte del polvo que vemos en la casa realmente está constituido por partículas de piel muerta. Mientras nos miramos la cabeza, también pudiéramos revisarnos los acáridos de los folículos. Un folículo es la base de la cual brota el cabello. En tu cabeza probablemente tienes unos 120.000 folículos.

acaros

Cada uno de ellos es como una pequeña fábrica que trabaja a tiempo completo para manufacturar cabellos. A los acáridos de los folículos les encanta hacer su hogar en estos pequeños huecos. Son criaturas perezosas que sólo descansan y comen deliciosas bacterias. Si les da sed, un espigado vaso de aceite de cabello se la calmará.

Suena desagradable hablar de estos pequeños animales, pero realmente son amigos. La mayoría de las personas los tienen. Realmente ayudan a mantener ta cabeza limpia.

Unas pocas personas nacen sin esta pequeña fauna en su cuerpo. Estas personas tienen generalmente dificultades. Su piel no puede luchar contra las bacterias que atacarán a dichos individuos.

Algunas veces pensamos que todo lo importante tiene que ser grande. Necesitamos todas estas criaturas en nuestros cuerpos, y ni siquiera podemos verlas.

Un nuevo artículo en Curiosidades por parte de Revuo. Si te ha gustado compártelo! Saludos y hasta la próxima 🙂

Añadir Comentario