Alimentos que nos ayudan a estar despiertos

 

alimentos para mantenernos despiertos

Si hace unas semanas os contábamos cuáles son los alimentos que ayudan a dormir mejor… ¡hoy os vamos a contar cuáles son los que nos mantienen despiertos!  Al igual que hay personas atormentadas por el estrés y las preocupaciones a los que les cuesta dormir, también los hay que se despiertan cansados y con poca energía sin ningún motivo aparente.

¡Pues tenemos la solución más rápida y eficaz! Incorporar a su dieta aquellos alimentos que aumentan los niveles de dopamina en el organismo

La dopamina es un potente neurotransmisor cuyo sobrenombre habla por sí solo: la “hormona del placer“.

Y es que está estrechamente vinculada al deseo, a las emociones, estados de ánimo, motivaciones… Su ausencia y disminución desembocan en una apatía total.

Por el contrario, su aumento nos anima a perseguir nuestras metas y a sentirnos más fuertes y poderosos… ¡y además es la encargada de hacernos despertar!

Alimentos que nos ayudan a estar más despiertos

Un desayuno que incluya cereales integrales (mejor todavía si les añadimos algún arándano) con leche, un zumo recién exprimido y huevos revueltos (veggies abstenerse) es nuestra propuesta para comenzar el día.

Es cierto que los hidratos de carbono y los lácteos tienen propiedades relajantes, pero también son muy efectivos para mantenernos alerta.

Los cereales son una importantísima fuente de energía y mejoran nuestro rendimiento.

Además, contienen antioxidantes y disminuyen la fatiga.

Por su parte, los lácteos pueden reducir las respuestas físicas a la tensión, mejorar el humor y reforzar la memoria.

mantenerse despierto

Las proteínas presentes en los huevos (también en carnes o pescados… ¡veggies abstenerse de nuevo!) aportan al cerebro tirosina, un aminoácido que aumenta la producción de la dopamina y la noradrenalina, encargadas de mantener la mente alerta.

Cuando caen los niveles de tirosina, sufrimos apatía y falta de motivación.

Los arándanos refuerzan este efecto, ya que maximizan nuestra productividad.

Son muy ricos en potasio y antioxidantes, que mejoran la memoria y la fortalecen incluso a largo plazo.

Otra gran aliada para mantenernos despiertos es la vitamina C (que ayuda a asimilar el hierro), presente en alimentos como la guayaba, la naranja, el pimiento, la acerola, las espinacas…

Sus antioxidantes bloquean los efectos negativos de los radicales libres -entre ellos, la disminución de dopamina-

Además, las frutas y hortalizas frescas también nos aportan agua y fibra.

La deshidratación y la fatiga están estrechamente relacionadas: la falta de hidratación (incluso cuando es leve) puede ralentizar el metabolismo y reducir nuestra energía.

Por otro lado, la fibra es un estabilizante de energía. Es decir, ralentiza la digestión y nos proporciona un suministro constante de energía durante todo el día.

Asimismo, hay que recordar la importancia de los folatos presentes en las verduras de hoja verde, frutas o legumbres (también ricas en hierro), cuyo déficit se manifiesta en forma de fatiga crónica.

folatos

Otros pequeños aliados a tener muy en cuenta son los frutos secos.

Como ejemplo perfecto tenemos las almendras, una fuente natural de fenilalanina -sustancia que ayuda al cerebro a producir dopamina, adrenalina y noradrenalina-.

O las nueces, muy ricas en omega-3 (que tiene efectos antidepresivos) y antioxidantes.

Sin olvidar la importancia de los estimulantes naturales como la cafeína, la teína o la teobromina.

No es ningún secreto que el té y el café tienen poderes para hacer desaparecer el sueño y mantenernos alerta. Los dejamos para el final porque encomendarse a ellos es ya Ley universal… ¡y porque no se debe abusar de la cafeína!

Aunque la palma se la lleva el deseadísimo chocolate, que no solo contiene teobromina, sino que además eleva los niveles de feniletilamina en nuestro organismo, provocando un sentimiento de placentera euforia.

¡Se acabó dormirse en los rincones!

Añadir Comentario