El alma. Una cuestión de evolución.

 

alma

Sucede que según informaciones “místicas” que están probándose como ciertas por grupos de científicos, nuestra realidad no es la única. La ciencia ya afirmo que no solo hay 4 dimensiones (alto, ancho, largo y el tiempo) sino que cuando ocurrió el famoso bigban, alguna de éstas dimensiones quedaron super enrolladas.

La cuestión es que no son visibles a nuestros ojos.

Continuamos. Existen 6 planos, con sus subsiguientes 6 subplanos. Se han dividido así debido a que cada uno de ellos tiene una densidad diferente.

Me explico con un ejemplo. Si cogiéramos la gama de colores que van del amarillo al rojo, podríamos descomponerla en: amarillos – una gama media entre el amarillo y naranja – naranjas – gama media entre naranja y rojo – rojos. Y dentro de cada uno se podría descomponer en unas subgamas de diferentes tonalidades.

Pues lo mismo pasa con las densidades.

Nos podemos encontrar densidades bajas, medias y altas y dentro de éstas mediciones diferentes que corresponderían a la densidad de los subplanos.
Nosotros nos encontramos en una densidad de nivel 3 y debido a ello no podemos ver el resto de densidades.

Creemos que todo lo que podemos ver es lo que realmente existe. Pero nada más lejos de la realidad.

Las ondas de radio, el internet y los rayos gamma o la radiación ultravioleta no las podemos ver, pero estamos seguros de su realidad física.

Porque se ha comprobado.

¿Qué es el alma?

Si miramos hacia un objeto lo vemos como algo denso, totalmente opaco, pero es solo una ilusión. Todo está constituido por átomos. Un átomo (pongamos por ejemplo el hidrógeno) está formado por un protón y un electrón.

De tal modo que si colocásemos una pelota de béisbol en el centro del campo de un estadio de fútbol, el electrón estaría dando vueltas al rededor de los aledaños del propio estadio.

Y todo lo que queda entre ellos es vacío. ¿Entonces como es posible que en vez de ver los objetos semitransparentes los percibamos como un sólido? Recuerdo en una clase de arte que nos mandaron hacer un retrato únicamente con puntos.

- El alma. Una cuestión de evolución.

Cuando lo ves lo suficientemente cerca no se visualiza nada, pero cuanto más se aleja mas toma forma y más sólido se ve. Es lo que se denominó técnica puntillista, y tubo muchos seguidores en Francia.

Cuadro puntillista. Todo el lienzo está repleto de puntos, dando un aspecto de solidez y opacidad.

El átomo tiene una velocidad; denominado spin. Su velocidad se mantiene invariable en nuestra realidad. Sin embargo, el spin puede dar saltos y cambiar sus “revoluciones”.

Si esto sucediese (lo cual es imposible de forma involuntaria) podríamos visualizar otros planos e incluso ser invisibles a los ojos de los demás. Algo similar pasa con un ventilador.

Cuando se enciende, al girar a tanta velocidad, deja pasar una cantidad de luz tal, que nos da la ilusión de que es semi opaco. ¿Qué pasaría si le doblegásemos continuamente las revoluciones?.

Exacto, sería transparente, al menos a nuestros ojos.

Pues sucede que cuando morimos, nuestra alma se despega de nuestro cuerpo físico y accede a otra dimensión. ¿Pero a que plano accedemos?. Va a depender de lo evolucionado que tengamos el “Karma”.

Cuantos más pensamientos positivos, altruismo y amor hemos manifestado más evolucionados estaremos, y por lo tanto más spin tendremos. Esto nos lleva a la conclusión: más spin, menos densidad, plano más evolucionado. Quizás os suene un poco al “cielo e infierno” que reza la Biblia.

Y es así, solo que la Biblia habla de dos destinos posibles.

Pero es mucho más. Cuando entras en el subplano que te pertenece, te encontrarás con personas que son de tu misma índole; tan evolucionados como tú. De este modo, una persona que se ha dedicado en vida a hacer daño a terceros se encontrará en un plano con personajes similares.

Y no accederá a otra dimensión hasta que su alma sea lo suficientemente “libre”. Un dato importante; la vida luego de la muerte, es eterna y su culmen se produce cuando nuestra conciencia es libre en su totalidad y llegamos al Creador.

Para ir finalizando, cabe decir que es posible acceder a estos “mundos” en vida, sin necesidad de esperar a la muerte.Muchos lo han conseguido a través de drogas, como los antiguos chamanes; otros son capaces de bilocarse a través de la meditación y unos pocos consiguieron acceder a otro plano practicando el campo conocido como “sueño lúcido”.

- El alma. Una cuestión de evolución.

Este último es muy interesante. ¿Nunca te has dado cuenta de que estás soñando, teniendo una pesadilla, y quieres despertarte y no eres capaz?. Eso es un sueño lúcido.

Consiste en darte cuenta de que estás soñando e intentar controlar la escena a partir de tu propia conciencia.

Se han escrito interminables libros y, aunque la mayoría de la gente ignoren esta técnica, muchos ya han asegurado que lo han conseguido y que tomar conciencia dentro de un sueño, es mucho más real que la vida propia.

Incluso se han llegado a constatar casos donde el “caminante onírico” no llega a apreciar la diferencia entre la realidad y el sueño, condicionando un problema de desorientación.

Os voy a recomendar alguno de estos libros, donde podréis encontrar técnicas eficaces para conseguir llegar a este estado y, ¿quién sabe?, acceder a otro plano.

Si alguien lo ha conseguido o lo consigue, que lo comparta con nosotros.

Siempre nos ha interesado saber las experiencias de los demás.

Añadir Comentario