Aristóteles : El filósofo del pensamiento

 

aristoteles

Existe una enorme dificultad a la hora de intentar escribir la biografía de Aristóteles una persona como la que en este articulo de Revuo nos ocupa.

En primer lugar debemos tener presente que el inexorable paso del tiempo merma o destruye las fuentes documentales más próximas, cronológicamente al fluir de los acontecimientos.

Biografia de Aristoteles

Por otro lado, resulta inevitable rellenar esas lagunas que atañen a la vida personal de este filósofo con una referencia obligada a sus principales obras y sus mayores aportaciones desde el punto de vista teórico.

De todas formas, pese a la existencia de esas lagunas que afectan a lo que sería la trayectoria vital de Aristóteles, podemos concluir que se trata de una de las más grandes personalidades de la Antigüedad clásica y uno de los hombres que más repercusión tuvo por sus ideas durante los siglos posteriores a su muerte, aunque en vida este prestigio no le fue ajeno.

Aún podemos decir más, en palabras de Bertrand Rusell, “estamos ante el filósofo que desde Platón hasta el siglo VXII más influencia ejerció”.

Por lo que respecta a sus datos biográficos, parece existir unanimidad entre los estudiosos por reconocer el año 384 a.C como fecha de su nacimiento.

También nos encontramos con esa misma unanimidad a la hora de localizar el lugar en el que se produjo su venida al mundo, este fue la ciudad griega de Estagira, situada en el territorio de Tracia, por este motivo Aristóteles también fue conocido en vida como el estagirita.

No parece que durante su infancia hubiera conocido los sinsabores de las necesidades mas elementales, pues su padre ocupaba un cargo de importancia en la corte del rey de Macedonia, era su médico de cabecera.

tracia

Esta primera etapa de su vida la pasa en Macedonia, hasta que decide abandonar su tierra natal con diecisiete o dieciocho años para dirigirse a Atenas.

El cambio que debió suponer para un joven como Aristóteles su tierra natal por Atenas debió de ser enorme.

No olvidemos que la región de la que era oriundo, era vista por el resto de los griegos como una zona semi bárbara, en cambio, Atenas poseía una arquitectura deslumbrante que le confería un brillo especial, aunque bien es verdad que ya no era la Atenas de Pericles.

Este cambio de residencia resultó fundamental para la formación de Aristóteles y su posterior evolución como uno de los grandes pensadores de la civilización occidental.

A su llegada a la ciudad del Pireo, pasó a formar parte de la Academia del que sería su gran maestro Platón. No cabe duda de que bajo su supervisión, Aristóteles pudo desarrollar todo su potencial intelectual y satisfacer sus ansias de conocimiento.

Asimismo, podemos deducir que esta experiencia fue enormemente fructífera, pues se prolongó durante nada menos que veinte años en los que Aristóteles llegó a ser el alumno más aventajado de la Academia.

Lo único que animó al filósofo de Estagira a abandonar este centro de conocimientos fue la muerte de su preceptor. En efecto, la muerte de Platón acaecida en el año 348 o 347 a.C, supuso el abandono de Atenas por parte de Aristóteles.

A partir de este momento, el discípulo de Platón inició una nueva etapa en su vida, caracterizada por un continuo viajar que le llevó por diferentes ciudades del Mediterráneo.
Su etapa viajera llegó a su fin cuando Aristóteles contrajo matrimonio. Este episodio de su biografía está, al igual que otros muchos, marcado por los interrogantes. No se sabe con certeza quién era la mujer de Aristóteles.

biografia-de-aristoteles

Sabemos que durante uno de sus viajes recaló en la ciudad de un tirano llamado Hernias y que su mujer guarda alguna relación con el susodicho tirano.

Ahora bien, la versión mayoritariamente aceptada es aquella que afirma que era la hermana o quizá la sobrina del propio Hernias.

Sin embargo, existen otros rumores que apuntan a que en realidad la mujer de Aristóteles era la hija o quizá la concubina del trono de…

No obstante, Rusell se encarga de desmontar tales insinuaciones argumentando que Hernias era eunuco con lo que nos vemos obligados a rechazar estas malintencionadas noticias.

Posteriormente, alrededor del año 343 a.C, la casualidad o tal vez una de esas extraña vueltas del destino hizo que dos de las más grandes figuras de la Antigüedad se unieran en una relación profesor-alumno.

Efectivamente, es en esa fecha a la que aludíamos con anterioridad, cuando Aristóteles recibe un ofrecimiento que marcará su vida.

Filipo, rey de Macedonia, en franco proceso de crecimiento y expansión como potencia del mundo griego, hace llamar al ilustre filósofo, para que se haga cargo de la educación de su hijo.

De esta manera, Aristóteles se convierte en el mentor de un jovencísimo Alejandro que en ese momento cuenta con tan sólo trece años de edad.

Los rumores y las especulaciones que giran entorno a esta relación, son muchos y variados, pero lo cierto es que lo que podemos saber de manera segura es muy poco.

Parece claro que Filipo no pudo encontrar mejor preceptor para su hijo. si nos atenemos a la posterior repercusión que ejerció el filósofo de Estagira en los sucesivos sistemas de pensamiento y que dominaron el ámbito intelectual desde su muerte hasta la Edad Moderna.

Sin embargo, las duda se multiplican al intentar establecer consideraciones sobre la influencia que Aristóteles pudo tener sobre el gran conquistador.

Además, para hacer aun más dificultosa toda esta cuestión, se tiene constancia de la existencia de una correspondencia entre el alumno y el profesor, pero se considera que es falsa.

Así pues, para aquellos que admiran a los dos, creen que la influencia que ejercía Aristóteles sobre Alejandro Magno, era la que predominaba en esa relación, aun cuando el conquistador se encontrara a miles de kilómetros de su profesor.

No obstante, otros estudiosos como Rusell, se decantan por calificar como nula esta supuesta influencia, aunque el debate no está, un mucho menos, cerrado.

bertrand-rusellPor otra parte, las hazañas de su pupilo y los logros políticos y militares alcanzados, tampoco parecen haber impresionado o influido en los planteamientos del veterano filósofo.

Así pues, podemos concluir que pese a haber convivido juntos, compartiendo experiencias y enseñanzas, Rusell no se equivocaba cuando aseveró que “el contacto entre estos dos grandes hombres parece haber sido tan estéril como si hubiesen vivido en mundos diferentes”.

 

Aristóteles puso fin a su etapa como profesor de Alejandro en el año 335 a.C, cuando decidió trasladarse a Atenas. En esta ciudad fundó su Liceo, una institución creada sin ninguna duda, bajo la influencia de la Academia de Platón.

Su estancia en Atenas se prolongó durante otros doce años más, durante los cuales escribió la mayor parte de sus obras.

Pero la muerte de su discípulo, ocurrida en el año 323 a.C en Babilonia, alentó la sedición del pueblo ateniense que en plena vorágine rebelde, dirigió su ira contra los amigos y conocidos de Alejandro, lo que incluía como es de suponer, al propio Aristóteles.

Los sublevados acusaron al filósofo de impiedad, ante la gravedad de los cargos, el estagirita optó por la huida de la ciudad, a diferencia de la actuación de Sócrates ochenta años atrás, que prefirió morir, tomándose la cicuta.

Con todo, pese a escapar de Atenas, Aristóteles murió al año siguiente, en 322 a.C.

 

Añadir Comentario