Definición etimológica de la literatura

Etimológicamente, la palabra "literatura" proviene del latín "littera" que significa letra, y luego "litteratura": escritura, gramática y cultura, y se refiere a..:1. Todas las obras escritas u orales basadas en el lenguaje y cuya dimensión estética las distingue de las obras científicas o didácticas (significado atestiguado en 1764);2. Las actividades de producción y estudio de dichas obras (es decir, las que aparecieron en la primera mitad del siglo XIX);3. Conjunto de textos publicados relacionados con un tema, tengan o no una dimensión estética (según la Literatura Alemana, 1758). Así es como podemos hablar de literatura científica, por ejemplo.

La historia de la palabra "literatura"

El significado de la palabra "literatura" ha sufrido muchos cambios a lo largo del tiempo, dependiendo del campo y del tiempo de uso.Se ha pasado de una definición restringida y estrictamente vinculada al acto de escribir con varias condiciones, a una noción universal y genérica.Por lo tanto, sería útil examinar la evolución del concepto de literatura desde la antigüedad hasta nuestros días.La palabra "literatura" proviene de la palabra latina "littératura", que deriva de "littera" (letras).El diccionario gaffiot ha trazado una evolución del significado de la palabra latina: con Cicerón (siglo I a.C.), se refiere a "un conjunto de letras que constituyen el acto de escribir" o "un conjunto de letras constituido en alfabeto" para Tácito.El significado se amplió con Quintilieu y Séneca (siglo I d.C.), para incluir "la gramática, la filología, es decir, el estudio técnico y académico de los textos escritos", y terminó con el tertuliano (principios del siglo III), al significado de "conocimiento, erudición en el campo de los textos escritos".

Criterios de literalidad

En su sentido moderno, que es el más común, la literatura se refiere a todas las obras literarias con fines estéticos, representando así un arte por derecho propio.Sin embargo, a veces es difícil trazar los límites de este arte, especialmente cuando está interesado en escritos filosóficos, o escritos destinados a espectáculos (guión, teatro, cómic...).La dimensión estética es, por tanto, un criterio fundamental de la literatura, un criterio que la distingue de otros tipos de escritura (periodismo, política).A primera vista, esta definición excluye los escritos puramente filosóficos, políticos o históricos, pero es necesario, sin embargo, tener cuidado en la categorización de los géneros y tipos que pertenecen a la literatura, de ahí la utilidad de especificar los criterios de la literalidad, es decir, lo que hace que un texto sea literario.Se trata de una cuestión relevante y central que ha preocupado a los académicos y ha sido objeto de muchos debates.