Banksy: Satirizando en las sombras de la ciudad

 

Banksy es tal vez un personaje un poco desconocido por los círculos artísticos de Latinoamérica pero en Europa es razonablemente reconocido como un abanderado del arte contemporáneo.

Utilizando la técnica del Estarcido Banksy lleva más de dos décadas en el circuito de arte urbano, conocido como graffiti, de su natal Inglaterra.

Las obras de Bansky

La personalidad de las obras de Banksy son de carácter anti-autoritario, sus obras tocan la conciencia popular satirizando imágenes establecidas con una eficacia creatividad y técnica difíciles de igualar; tocando nervios en el inconsciente colectivo.

Banksy no puede evitar utilizar símbolos apreciados por las sensibilidades liberales contemporáneas pero al mismo tiempo denunciar su hipocresía de las mismas; un ejemplo de esto fue en 2003 cuando en Londres durante una manifestación en contra de la guerra repartió volantes con la frase : “Yo no creo en nada, solo estoy aquí por la violencia”.

Como todo buen artista urbano la calle es su lienzo.

En Londres, quizá el lugar donde realizo sus obras mas representativas, estas son apreciadas al punto que algunas son conservadas por las autoridades municipales como patrimonios culturales de la ciudad.

A pesar de esto muchos observadores conservadores consideran su arte como vandalismo y que la preservación de sus piezas en las calles de Londres no hace mas que glorificar un acto antisocial.

Comprometido con su personalidad rebelde este artista urbano ha sido lo suficientemente osado como para infiltrase en museos de gran reconocimiento como el Louvre en París y el Tate en Londres, con la finalidad de colocar sus piezas clandestinamente.

En el caso del conservador Louvre una gran sonrisa dibujada en una copia de la Mona Lisa fue poco apreciado y su pieza fue rápidamente retirada.

Tal vez su trabajo mas osado fueron las nueve imágenes pintadas en el muro de Cisjordania en Israel, las cuales ejemplificaban los contrastes entre la vida en Israel y los territorios ocupados por Israel en Cisjordania.

Es difícil hablar de él sin mencionar su envidiable habilidad para mantener su identidad en secreto.

Hay muchas especulaciones acerca de su persona, desde su apariencia física hasta su año de nacimiento.

Algunos dicen que su padre fue un carnicero y que el mismo estaba siendo adiestrado para ser uno hasta que se vio involucrado con el llamado boom del graffiti de Bristol, su posible ciudad natal, a finales de los años 80.

Otras fuentes aseguran que es un exhibicionista acostumbrado a la bebida y de mal carácter.

En realidad la falta de información acerca de su vida es parte de su mística, rechazar el crédito directo por sus obras de arte lo convierte en un artista singular.

Su celebridad entre el mundo del arte contemporáneo es indudable y aunque el prefiera diferenciarse de otros artistas al mantener su anonimato su mensaje no puede evitar ser victima de su éxito.

Para un artista que se autodefine como un “vándalo de calidad” sus obras se venden a muy buen precio.

La subasta de su obra “Bombing Middle England” un Estarcido sobre lienzo hecho con acrílico y aerosol que presentaba a tres pensionarios jugando con balas llego a ser vendido por doscientos mil dólares.

Esto y el hecho que a trabajado para grandes multinacionales como MTV y Puma a atraído la critica de otros artistas al considerar que esto contradice la postura anticapitalista de su obra llegando inclusive a llamarlo un vendido.

Esto parece tener sin cuidado a Banksy ya que a pesar de esto es inclemente al comentar sobre sus colegas en el mundo del arte, para él: “El mundo del arte es la mas grande broma en existencia”.

Añadir Comentario