Baños de Just

 

- Baños de Just

Es una curiosa y antigua técnica hidro-terapéutica  (Kneip  y Lazaeta entre otros),  que consiste en sentarte sobre la superficie de una bañera,  en la que habrá unos 25 centímetros de longitud vertical  de agua fría, procurando que  las nalgas , los talones y las partes genitales  te queden inmersas en el agua.

En la base de la bañera solo han de tocar tus talones y tus nalgas, de forma que tus piernas  queden encogidas quedándote ambas rodillas a considerable altura, siempre, más o menos,  a nivel de la zona del estomago.

Terapia

Con ambas manos creas una especia de cazo, y sin moverte de postura,  llenas de agua de la base de este cazo y te lo hechas sobre el vientres  tres o cuatro veces seguidas, acto seguido te lo hechas otras tres o cuatro veces sobre ambos  hombros de forma que unas te caiga el agua por  los laterales del pecho y otras por los de la espalda.

Igualmente lo has de hacer en tus caderas, en tus  entrepiernas, en tu  región inguinal y en tus órganos genitales externos en especial  si eres  mujer.

Resumiendo, esta técnica consiste en echarte puñados de agua en todas y cada una de las diversas zonas de todo tu cuerpo sin moverte de la posición inicial, durante 5 minutos  en épocas de frio y 15 minutos en épocas de calor.

Una vez terminado dicho tiempo, saldrás de la bañera y de pie, te harás un auto masaje suave con tus manos,  en todas las zonas accesibles de tu cuerpo y,…  en las que no puedas con una toalla,  te darás fricciones suaves en todo el resto de tu cuerpo, todo ello durante cinco minutos.

Transcurrido dicho tiempo, desnuda(o) y sin secarte del todo, te meterás en la cama desnuda(o) durante diez minutos más, solo cubriéndote con una sábana.

Este baño, si tu tiempo te lo permite, lo puedes hacer diariamente o, como mínimo dos días por semana, la mejor hora es por la noche antes de irte a dormir.

Esta técnica natural te servirá para recuperar energías, para estabilizarte anímicamente y para estimular los órganos más importantes de tu cuerpo.

Como veras, no hay medicación, solo intervienen en esta terapia, la bañera, el agua, tus manos y tu cuerpo como beneficiario.

Lo ideal sería tomar este baño natural  al aire libre, en cualquier cauce  de agua, en la playa o en el campo.