Blas de Otero: Biografía y Obra

 

Blas de Otero fue un escritor vasco que dedicó su vida a la poesía y llegó a ser un poeta reconocido internacionalmente.

Fue uno de los principales representantes de la poesía social de los años cincuenta.

Nació en Bilbao en el 15 de marzo del año 1916. Su lugar seguro era su casa donde encontraba paz y tranquilidad, allí se encontraban sus juguetes y su ambiente mitificado en el que construyó su propio fuerte.

En los primeros años de vida se crió con sus padres, sus hermanos y una institutriz llamada mademoiselle Isabel.

A los siete años fue al colegio de María de Maeztu, donde comenzó su formación religiosa.

Más tarde pasó como alumnos al colegio jesuita, aunque años más tarde rompió con aquella educación.

Tres años después, la familia entró en la ruina y se mudaron a Madrid para intentar salvar la situación.

Allí estudió el Bachillerato y encontró una libertad diferente que le proporcionó el espacio que necesitaba.

Todo ello le condicionó para empezar a escribir sus primeros poemas.

Cuando Blas de Otero tiene trece años se muere su hermano, tres años mayor que él. A este duro golpe le sigue la muerte de su padre. Todo ello hizo que la alegría que caracterizaba al autor se transformara en un carácter agrio.

En el año 1931 cursa la carrera de Derecho en Valladolid, pero no llegó a ejercerla. De nuevo regresa a Bilbao para ayudar a su familia, ya que tras la muerte de su padre su madre estaba pasando malos momentos económicos.

Comienza a compaginar el trabajo con sus libres estudios de Derecho pero esta situación le quiebra su estado emocional y se encuentra con serias crisis nerviosas. A pesar de eso, consigue encontrar apoyo en lo que el llamaba sus tres pilares: la religión, la amistad y el arte.

En aquellos tiempos su vida religiosa comienza a tener mucha importancia, tanta que sus primeros poemas los firma como “Blas de Otero. C. M.” que significaba Congregante Mariano.

Sus escritos pasaban de la inmensa soledad a la inmensa mayoría o ambas cosas a la vez con un acento fieramente humano.

Inicio de la poesía de Blas de Otero

Comienza a publicar su poesía con unos versos marcados de influencia religiosa.
Se mueve por ambientes artísticos que le dan nuevos conocimientos.

Junto a varios amigos crea diferentes grupos poéticos como los Luises, Alea y finalmente Nuestralia.

En el año 1935 acaba la titulación de Derecho en Zaragoza y el año siguiente comienza la guerra civil, de la que no toma partido de ningún bando.

En el año 1943 regresa a Madrid para matricularse en la carrera de Filosofía y Letras y con el fin de conseguir una cátedra en Literatura, de manera que pudiera compaginar la poesía con el hecho de ser profesor.

Pero la suerte le vuelve a perseguir ya que al poco tiempo se vuelve a Bilbao para ayudar a su familia ya que su hermana, que era quien daba el sustento familiar, cae gravemente enferma.

Cabreado por todo ello decide quemar en una hoguera todos sus poemas, y comienza a dar clases de Derecho y preparar oposiciones.

En el año 1945 sufre una importante crisis depresiva que le lleva a ingresar en el sanatorio de Usúrbil. Es en este momento cuando se truncan los pilares en los que se basaba y comienza a tener fe en su poesía.

Poemas y Obras de Blas de Otero

Es durante este tiempo cuando escribe sus mejores obras: “Redoble de conciencia” y “Ángel fieramente humano”. Este último libro fue presentado para el premio Adonais, pero le es denegado por cuestiones religiosas.

Esto se compensa cuando en el año 1950 recibe el premio Boscán por su famosa obra “Redoble de conciencia”. Años más tarde, en 1958, fundió las obras “Ángel fieramente humano” y “Redoble de conciencia” en una sola obra titulada “Ancia”.

Esta recopilación ganó el premio de la Crítica en 1958 y el Premio Fastenrath en 1961.

Deja la enseñanza en el año 1955 para dedicarse de lleno a su obra, cuando ya es un poeta reconocido internacionalmente, y uno de los mejores autores de la posguerra española.

Comienza una nueva fe en su vida en la que giran él y su Dios.

Viaja continuamente por todos los rincones de España y reside a temporadas en Francia, Rusia, China invitado por la Sociedad Internacional de Escritores, Cuba donde le concedieron el Premio Casa de la Américas,… en estos lugares descubrió la solidaridad humana, que puso fin a sus crisis nerviosas.

En esta época la poesía paso de ser desarraigada a ser poesía del encuentro.

Es en el país de Cuba donde conoce a una cubana divorciada llamada Yolanda Pino con la que se casa. Vive con ella durante tres años en La Habana, pero se divorcia en 1967 y regresa a Madrid donde comienza el amor con Sabina de la Cruz.

Con ella encontró la paz interior que necesitaba y la estabilidad hasta la muerte del poeta.

En un momento de su vida aparece la poesía amorosa con poemas como “Cuerpo de la mujer” o “Sombras le avisaron”,… el amor se presenta como un anhelo desesperado con un ansia absoluto. También aparece un acercamiento al nosotros en poemas como “Crecida”, “Canto primero”, “Hijos de la tierra”,…

En esta etapa su lenguaje se caracteriza por su violencia expresiva, su dramatismo, su desgarro, su extrema tensión, una densidad estilística con gran influencia de salmos bíblicos.

Los poemas eran en versos libres.

Años después, en el 1952, tiene un sentimiento de repulsa hacia España y se exilia a París donde se afilió al partido comunista. Fue allí donde creó su obra “Pido la paz y la palabra”, con un verso que tenía el objetivo de cambiar el mundo.

El fin de su obra lo escribió por campos y pueblos de Castilla y León, los cuales recorrió para conocer a fondo su país. También por esos caminos escribe su obra “En castellano”, este es el libro más leve de Otero con un importante descenso a nivel lírico y estilístico.

Etapas y muerte de Blas de Otero

La obra de Blas de Otero resume las etapas cubiertas por nuestra poesía durante varias décadas. En un principio su obra se caracteriza por problemas personales, existenciales y religiosos, aunque más tarde todos ellos pasaron a ser problemas colectivos.

“Que trata de España” es un poemario dedicado a cantar las tierras de España tales como sus regiones, ciudades, pueblos, ríos,… hay también poemas dedicados a grandes españoles como Cervantes, Velázquez, Machado, Unamuno,… y todo ello enmarcado en la temática histórica y social.

Aparece una máxima depuración y condensación estilística. También el recurso de la ironía comienza a tomar partido en sus poemas.

Pero en el año 1965 se advierte un cambio de rumbo en su obra con la búsqueda de nuevos caminos.

En esta nueva etapa escribe “Hojas de Madrid” que incluye el poema “Mientras”, y “Historias fingidas y verdaderas” del año 1970.

En definitiva, Blas de Otero es considerado como un riguroso trabajador del lenguaje y la forma, en permanente lucha con la palabra. Desde el punto de vista ideológico pasó de un cristianismo dramático a un marxismo militante.

Durante sus últimos años de vida vivió en Madrid donde murió el 29 de junio de 1979.

Añadir Comentario