Claroscuro: Hacia los contrastes lumínicos

 

El claroscuro es una técnica artística que consiste en el uso de contrastes de luz y sombra en la composición.

Definición del claroscuro

El claroscuro, derivado del término italiano “chiaroscuro”, originalmente se refiere a un tipo de dibujo renacentista en papel coloreado, en el cual el artista ensayaba una gama cromática desde el tono del soporte hacia lo más claro mediante distintos pigmentos como tintas o acuarelas.

Asimismo, la palabra claroscuro fue empleada para designar una técnica en xilografía en la que planchas complementarias, unas trabajadas con líneas y otras coloreadas, producían los efectos de modelado en la imagen.

Este método de grabado, inventado por Hans Burgkmair en Alemania (1508), fue implementado por el italiano Ugo da Carpi (1455 – 1523) en sus composiciones con personajes iluminados dramáticamente por una fuente de luz ausente, pintados como si fuesen acuarelas.

La técnica también fue utilizada por otros grabadores tales como Lucas Cranach (1472 – 1553), Hans Baldung Grien (1484 – 1545), Parmigianino (1503 – 1540) y Hendrick Goltzius (1558 – 1617).

En pintura y dibujo, el claroscuro se refiere principalmente a los contrastes de luz y sombra para conseguir un sentido volumétrico o para destacar eficazmente ciertos elementos de la composición.

En dibujo, el claroscuro se obtiene mediante el sombreado con líneas y puntos.

En pintura, los primeros intentos para lograr efectos de luz se remontan a los manuscritos iluminados.

Por otro lado, en la técnica de la grisalla (basada en la pintura monocroma en camafeo gris) se ejecutaba un claroscuro matizado al realizar varias gradaciones de un color imitando la piedra.

Las exploraciones con el claroscuro se evidencian en las obras de Leonardo Da Vinci (1452 – 1519) y Rafael Sanzio (1483 – 1520) hasta alcanzar su madurez en el Barroco, principalmente con Caravaggio (1571 – 1610) y el estilo tenebrista.

El tenebrismo constituye el uso radical del claroscuro.

Las composiciones en este estilo acentúan las figuras centrales con una fuerte iluminación, contrastando con un fondo oscuro. Este método pictórico fue extensamente explorado por los artistas españoles del XVI y XVII como José de Ribera (1591 – 1652). Otro artista destacado en el tenebrismo fue Adam Elsheimer (1578 – 1610).

La influencia de esta exploración pictórica se evidencia en la obra de Peter Paul Rubens (1577 – 1640), Rembrandt (1606 – 1669) y Georges de La Tour (1593 – 1652).

Para los siguientes siglos, el claroscuro sería utilizado con menor frecuencia salvo en la pintura romántica del XIX y la pintura expresionista alemana de inicios del XX.

En el campo del cine, el claroscuro ha sido explorado desde inicios del siglo XX en películas B/N marcadas por el expresionismo alemán, pasando por el “film noir” (cine negro) de mediados de siglo que asume el claroscuro como artificio de drama y ambigüedad moral hasta cintas más recientes como “Cinema Paradiso” (1988) o “Sin city” (2005).

Añadir Comentario