Las Coronas Egipcias en la Historia

coronas egipcias

La Historia de Egipto y el estudio de sus restos arqueológicos han sido, son y serán una de las ciencias con más seguidores de la Historia.

Y es que, a pesar de haberse hallado nada más que el treinta por ciento de los restos arqueológicos del Egipto Antiguo, es todo un descubrimiento cada una de los hallazgos que se extraen de las excavaciones que se realizan.

Momias, sarcófagos, tinajas, cerámica, pinturas, esculturas engrosan la mayor parte de estos restos pero sabemos de la existencia de otros objetos de gran riqueza y simbolismo histórico y artístico y que no han llegado hasta nuestros días.

Uno de ellos, al que dedicamos estas líneas, es un elemento bastante frecuente en las representaciones artísticas: las coronas egipcias.

Estas muestran una iconografía bastante variada desde formas sencillas (las más tempranas) hasta aquellas con una complejidad asombrosa (sobre todo a partir de la dinastía XIX) y recogen un enorme significado dependiendo de la persona que la ostentase, la ceremonia concreta en que se encontrase la cabeza coronada, la región o la época.

Algunas estaban realizadas para el faraón y otras, exclusivamente, para las representaciones de las divinidades ya que a través de las mismas se podía distinguir a una de entre las demás; también existen casos en que se compartían.

La palabra helénica que denominaba el término de corona era pskent: corona doble portada por los faraones desde los albores de la época dinástica que significaba que poseían el poder en las Dos Tierras (Egipto).

Como observaremos en las representaciones, el contenido simbólico variaba según sus adornos y su tamaño, lo que sí debemos tener claro es que cuanto mayor tamaño mayor era el poder del portador.

Corona del bajo Egipto

Esta corona representa el Bajo Egipto y se le conoce a través de las denominaciones Mhs (”La del Norte”), net (semejante o en referencia a la diosa Neit), bit (abeja), deshret (”La roja”) o uert (”La grande”).

El significado más extendido es “Madre del difunto”.

En relación con su aparición, hay que decir que ya se encuentra representada en el período de Naqada I ó II.

Materiales para fabricar coronas egipcias

En cuanto al material con que se confeccionaba tampoco se sabe mucho pero los estudios apuntan a que fuese realizada a partir de algún tipo de vegetal o planta, por lo que su color podría ser originariamente verde y no roja como se le representa.

En esta misma representación observamos que cuando la porta el rey se representa en los muros del Templo que tienen orientación norte y se compone por una protuberancia rizada que sale de la parte central, la relación que se ha hecho de esta corona ha sido con la abeja (relacionada con la realeza desde la mitad de la Dinastía I y parte del nombre nsw-bity), y también con la diosa Neit.

Corona Hedjet o blanca

Símbolo del alto Egipto.

Esta corona representa el Alto Egipto y se le conoce a través de los términos Hedyet o Uereret por los egipcios, cuyo significado es “La que llega a ser grande”.

Esta Corona aparece ya representada en la Época Protodinástica, de la que como ejemplo tenemos a Narmer.

En cuanto a su forma y al material con la que se construye debemos observar que tampoco en esta ocasión se conoce el origen material pero también se cree que fue confeccionada con algún tipo de vegetal o planta, por lo que su color podría ser originariamente verde y no blanco.

El color blanco es un símbolo muy recurrido en la Historia artística del Egipto Antiguo, el color representa al Alto Egipto, es el color del rey y normalmente, cuando el rey la porta sobre su cabeza en una imagen de los muros de un templo, suele aparecer en los lugares orientados al sur.

La estructura troncocónica alargada con el extremo superior redondeado la hace única.

Además de la simbología en relación con su color, la Corona Blanca estaba relacionada con la diosa buitre Nejbet, a la que se conoce como “La Blanca de Nejeb” y con Sejmet (Textos de los Sarcófagos, 747).

Corona Wereret o doble

Corona de la unificación del alto y bajo Egipto.

Símbolo del poder en todo el reino.

Esta corona representa el Alto y Bajo Egipto, la unificación de ambas tierras, la unificación de Egipto.

Se le conoce a través del término sejemty por los egipcios, cuyo significado es “Las Dos Poderosas”.

Su iconografía deriva de la unión de las coronas Blanca y Roja, pudiendo encontrase la Roja sobre la Blanca o viceversa en función del punto del país sobre el que se quisiera poner mayor énfasis.

Esta Corona aparece ya representada en la I dinastía en una inscripción sobre la roca del desierto oeste.

Tocado a rayas

Utilizado por los soberanos del Antiguo Egipto.

Corona Eureret

Corona del Dios Osiris, lleva dos plumas a los lados.

Corona Henu

Corona con dos plumas encima de dos cuernos de carnero en horizontal, la llevaba a veces el soberano.

Corona Atef

Atributo original del dios Herishef de Heracleópolis y tocado del dios Osiris.

Esta Corona se ha estudiado como una versión más compleja de la Corona Blanca ya que en su iconografía se observa como en la misma se unen dos plumas de avestruz en su frente y espalda añadiéndose en el Imperio Medio y, en época de Amenhotep III, en ocasiones, dos cuernos en su base, unos ureus y un disco solar.

Normalmente se la representa de color amarillo, encontrándose por primera vez en la Capilla de Hathor de Deir el Bahari.

Se le ha relacionado con los dioses Osiris y Herishef, y con una entidad que nombran los Textos de los Sarcófagos con el apelativo de “el de los largos cuernos”.

Se hace mención a ella en los Textos de los Sarcófagos, de donde se desprende que uno de sus atributos consistía en facilitar al difunto el renacimiento en el Más Allá, aunque este difunto no formase parte de la realeza, y en el Libro de los Muertos (Cáp.175, b).

Corona Khepresh o de guerra

Corona militar que utilizaba el Rey en sus campañas y triunfos militares.

Esta corona adopta una forma de casquete de color azul, se le ha denominado de dicha manera aunque realmente es una Corona de tipo ceremonial y así la lleva el rey en representaciones con escenas oferentes ante los dioses e incluso en Ceremonias como la de “Apertura de la Boca”.

Parece ser que estaba confeccionada con tela o piel teñida de azul, aunque algunos egiptólogos como Desroches Noblecourt son de la opinión de que podía utilizarse la piel del avestruz para su confección.

Aparece por primera vez en el Segundo Período Intermedio.

De su significado apenas lo tenemos claro lo que si podríamos comentar es que es relacionada con la juventud o energía necesarias para gobernar Egipto, dotes que el rey conseguiría a través de esta Corona.

Se le ha relacionado con la diosa Uerethekau.

Corona Hemhen

Corona que simboliza el triunfo de la luz, la lleva el Rey que renace.

Esta corona es considerada como una versión de la triple Atef.

Se sabe que sus portadores son divinidades representadas normalmente como niños, de lo que se deduce que esta Corona simboliza el triunfo del sol sobre las tinieblas, la vida que renace y la juventud.

Corona Teni

Corona del Dios Tetenen formada por la corona Henu y cuernos de carnero horizontales.