Día mundial del medio ambiente y día meteorológico mundial

 

día mundial del medio ambiente

La Organización de Naciones Unidas celebra, a lo largo del año, fechas en las que quiere poner de manifiesto a la opinión pública mundial la importancia que para el sostenimiento de la vida en nuestro planeta tienen las diferentes políticas que emprende.

El día meteorológico mundial

El día 23 de marzo del año 1950 entró en vigor el Convenio de la Organización Meteorológica Mundial (O.M.M.), siendo esta última la organización especializada sobre el tema de Naciones Unidas.

De forma conmemorativa, dicha Organización supranacional, ha designado ese día de marzo como el Día Meteorológico Mundial.

Cada año se centran las celebraciones alrededor de un tema que tiene como eje la concienciación de la población mundial ante los problemas a los que todos nos enfrentamos para el sostenimiento de la vida en el planeta.

Los problemas se ciñen a la estabilidad climática, pues, como todos sabemos, es vital para la vida en la Tierra. Así, lo puso de manifiesto el Profesor Godwin O. P. Obasi, Secretario General de la O.M.M., en su discurso el pasado año, cuando el tema principal del Día Meteorológico Mundial versaba, precisamente, sobre “Nuestro Clima Futuro”.

Obasi, el anterior Secretario General, afirmaba que el clima es vital para la vida pues “influye profundamente en la inocuidad de los alimentos, la seguridad de la vida humana y los bienes, los recursos hídricos, el ocio y el desarrollo sostenible”.

Como es sabido, los cambios climáticos recientes son consecuencia de la actividad humana.

Siempre ha habido una evolución del panorama climático, si bien el avance de las condiciones actuales nos sitúa ante la acumulación de muchos problemas provenientes de muchos frentes: en las últimas décadas, por ejemplo, el nivel del mar ha ascendido en un intervalo entre diez y veinte centímetros, cuando en tres mil años no se había elevado ni una décima parte de esa cifra.

Asimismo, los polos se deshielan a una velocidad nunca vista: desde la década de los años cincuenta del siglo pasado, han descendido en torno al quince por ciento.

Debido al calentamiento de la atmósfera, los ríos y lagos se deshielan antes de tiempo. No solo se deshielan los polos, también los glaciares de montaña de las regiones no polares pierden su volumen de forma alarmante.

Si siempre han existido grandes desastres naturales, los contabilizados en los últimos treinta años en el mundo, sobrepasan en número e intensidad los conocidos con anterioridad: ciclones tropicales, grandes inundaciones o periodos de sequía que contribuyen a la desertización, por poner varios ejemplos.

Se calculan que se han multiplicado por diez los fenómenos catastróficos relacionados con la meteorología en estos treinta años.

A esta situación no escapan las compañías aseguradoras, que calculan, según fuentes de Naciones Unidas, el desastre climatológico, en su aspecto económico, en casi mil millones de dólares.

El hecho de instaurar un Día Meteorológico Mundial redunda en la puesta en conocimiento y alerta de todos los que habitamos este planeta.

El futuro no es nada halagüeño: se calcula que durante este siglo aumentarán las precipitaciones, que el mar se elevará otros diez centímetros sobre el nivel actual y que la temperatura aumentará casi seis grados centígrados en la superficie de la Tierra.

Sequías e inundaciones tendrán una mayor frecuencia.

Ni siquiera la reducción inmediata de emisiones contaminantes contribuiría a mejorar la situación a corto plazo, ya que los gases contaminantes que se acumulan en la atmósfera tienen una gran longevidad, que tardará muchos decenios en disiparse.

Abundando en la protección que Naciones Unidas pretende, el día 5 de junio se celebra, a nivel mundial, el Día Mundial del Medio Ambiente. El punto culminante para la organización internacional hace referencia a la serie de conferencias que se celebran sobre Medio Ambiente y Desarrollo.

En algunas ocasiones, el slogan elegido por Naciones Unidas es una exclamación, una advertencia, como el del año 1999, que decía textualmente: “Nuestra Tierra – Nuestro Futuro – ¡Salvémoslo!”.

Desde la organización supranacional, en palabras de Kofi. A. Annan, el mensaje constituía una llamada de alerta: “un urgente llamamiento a todos y cada uno de nosotros para que renovemos nuestro compromiso de apreciar y respetar el planeta que nos sustenta”.

Para Naciones Unidas, aunque se ha hecho muy popular la causa de la defensa del Medio Ambiente, aún abusamos de él. El Día del Medio Ambiente tiene como misión concienciar de que el medio es valorable por sí mismo, y no solo como el medio para satisfacer nuestras necesidades.

En los años posteriores, la situación no ha variado en exceso, cada año se celebra el Día Mundial, sin renovar demasiado los discursos. El problema persiste.

En el año 2000, el lema era: “Año 2000, Milenio del Medio Ambiente: Es hora de actuar”.

Durante el año 2003 las llamadas de atención hacían referencia al uso del agua. Se celebró el Día: “¡Dos mil millones de personas mueren por su causa!”, para apoyar la celebración del Año Internacional del Agua Dulce 2003 y el Día Mundial del Agua, celebrado el 22 de marzo.

Por último y para celebrar el día 5 de junio de 2004, el slogan escogido exclama: “¡Se buscan! Mares y Océanos – ¿Vivos o Muertos?” En palabras de la Organización de Naciones Unidas, lo que se pretende es mantener a los mares y océanos a salvo, planteando la pregunta: “¿saludables y vivos, o contaminados y muertos?”

En este año 2004, se celebró, a nivel internacional, tomando como centro de operaciones el Foro Mundial de las Culturas. Naciones Unidas declara sentirse honrada porque España, en concreto desde la ciudad de Barcelona, se albergue este importante evento.

La intención, en este caso, es humanizar los temas ambientales: ponerles cara humana, para que cada uno de nosotros nos convirtamos –y nos sintamos– como agentes de desarrollo “sustentable y equitativo”.

Se celebrarán actividades de índole participativa como, entre otras, campañas de reciclaje, conciertos y otras actividades que ocuparán la calle intentando llenar de colorido el mensaje: preservar el Medio Ambiente.

3 Comments
  1. Paula
  2. tutuapp
  3. hoteles en guadalajara centro

Añadir Comentario