El informalismo abstracto español

 

- El informalismo abstracto español

Yo creo que no hubo tal movimiento informalista. Un movimiento implica un ponerse de acuerdo y unidad de propósitos. El movimiento artístico de esos años fue un movimiento de negación al “realismo académico”; cada uno escogió el camino que mejor le parecía, y varios entre ellos escogieron el informalismo”.

Fernando Nóbel.

Mientras en Estados Unidos se daba rienda suelta al “expresionismoabstracto“, en España comenzaba un nuevo movimiento pictórico procedente de toda Europa, el informalismo, rondaba el año 1945.

Las teorías existencialistas de Martín Heidegger y de Sartre, que exaltaban la libertad completa del artista, para expresar sus emociones y vivencias, reforzaban este nuevo pensamiento donde el azar y la improvisación lo abarcaban todo.

Opuesto a las tendencias más próximas al cubismo o al rigor geométrico, el término informalista se adoptó para referirse a la abstracción lírica. Las obras informales no suelen presentar ninguna relación con el mundo real.

El artista da rienda suelta a todo su interior, las obras son el resultado de una elaboración muy personal que en muchos momentos dificulta la captación y el entendimiento del espectador.

Según predomine en la obra la materia sobre la forma, o el espacio y el signo, tendrá diferentes manifestaciones.

En el caso de Jackson Pollock y el action-painting, la característica significativa será la rapidez.

Como utiliza los cubos de pintura y los hace chorrear sobre el lienzo, como se produce el incesante chorreo de pinceles o como los escurre sobre la obra, todo ello a una velocidad vertiginosa.

En el caso de Rothko predomina, en cambio, el espacio, es decir, los grandes formatos cromáticos que dominaban al espectador.

El informalismo rechaza por completo la abstracción geométrica, se produce una creación de ritmos instintivos a base de enredo que envuelven manchas de color y líneas.

Se trata de una búsqueda de lo matérico y lo gestual. La voluntad formal no existe (ausencia de sujeción a reglas artísticas convencionales) tanto en el tratamiento plástico como en la estructuración compositiva de la obra.

El tratamiento que se da al lienzo también será innovador, técnicas como el collage, el grattage o el frottage (frotar el material sobre el lienzo), serán materia prima en estas obras.

Superposición de telas, una combinación de materiales diversos y de desecho (brea, arena, grava, yeso, etc.).

Tras la Guerra Civil en España, la pintura continuaba las tendencias de la academia sin interés alguno, apartaban la mirada de todo aquello que pudiera ser progresista o innovador.

Sin embargo, en 1948 surge en Barcelona el Grupo Dau al Set por iniciativa de Tartas. En este grupo se integran Cuixart, Tapies y escritores como Eduardo Cirlot.

Influenciados por el dadaísmo y el surrealismo, su mundo era onírico, fantástico e incluso esotérico, que se traducía no sólo en sus obras, sino en su revista homónima.

El espaldarazo definitivo al movimiento abstracto español se lo dará la primera Bienal Hispanoamericana de Arte, de 1951.

Tanto en el Primer Congreso Internacional de Arte Abstracto, como en las dos siguientes bienales, los abstractos españoles alcanzan renombre internacional.

La mayor importancia del grupo radica en el hecho de que en él, se forjarán una serie de tendencias vanguardistas, en especial el informalismo, del que Tapies puede considerarse el creador en Cataluña.

Antoni Tapies el creador del informalismo

Antoni Tapies nace en Barcelona en 1923. Durante su infancia, Tapies vivirá en un ambiente cultural condescendiente y abierto, favorecido en gran medida por la amistad de su padre con importantes personajes de la vida oficial catalana. Siempre interesado por la expresividad genuina de la materia, dará a ésta un papel principal en la comunicación de su obra.

Empastes de diversos materiales como polvo de mármol, óleos, colas, etc., y texturas diversas de tejidos, cuerdas y cartón proporcionan diferentes contrastes con superficies pulidas.

Una de sus últimas obras ha sido el cartel de los cursos de verano celebrados en El Escorial.

Sus detractores le critican su relación directa con el gobierno de la Generalitat, pero él sigue declarándose independiente.

Con casi 75 años expone en París y Madrid y recientemente realizó una muestra retrospectiva en Barcelona. Este genio continúa buscando la pincelada única capaz de desarrollar obras de gran simplicidad.

Mientras Dau al Set se desarrollaba en Barcelona, en Madrid con tan sólo tres años de diferencia se crea el grupo El Paso.

Surge en torno a la figura de Antonio Saura y con artistas como Manolo Millares, Manuel Rivera y Luis Feito.

No era tanto un grupo unitario, sino un grupo de artistas que unieron sus esfuerzos para un mejor resultado y para vigorizar el arte contemporáneo español.

Antonio Saura informalismo en Madrid

Antonio Saura representaba en sus obras una gran violencia y una permanente vibración cósmica.

Nace en 1930 en Huesca.

Según sus propias palabras, «El Paso lo fundó en 1957 tras una estancia muy larga en París. La idea era una especie de autodefensa: la de catalizar un poco las cosas interesantes que pasaban en España en aquel momento.

Era una especie de necesidad moral, hacer eso tras estar en París».

Su obra se caracteriza por el contraste de trazos enloquecidos, generalmente negros sobre fondo blanco.

Paradójicamente titula sus cuadros con nombres de personajes conocidos, como Brigitte Bardot del museo de Cuenca, lo que valoriza, por oposición, la intención informalista de su pintura.

El 22 de Julio fallece el pintor tras una larga enfermedad .Personaje querido y admirado por todo su entorno artístico. José Girao, director del Reina Sofía lo recordaba con estas palabras «Saura ha sido uno de los grandes renovadores de la plástica de posguerra.

Fue uno de los pocos artistas que, en el desolador y árido panorama de los años 50, supo abrir una vía para situar al arte español en la vanguardia internacional, universalizando su trabajo sin perder sus raíces, sin perder de vista las obras de Velázquez y Goya».

Pasada la primera onda expansiva de la abstracción, los artistas abstractos españoles irán acercándose a formas más reposadas e intransigentes, cuando no se aproximarán a un nuevo figurativismo.

Añadir Comentario