Femenino y masculino: Habitaciones por género

 

Una forma de distinción a través de los espacios más propios, de acuerdo a tu gusto pero también de tu naturaleza -hombre o mujer- puedes recrear a tu gusto ese lugar tan íntimo que es tu habitación.

Desde que llegamos al mundo nuestra cultura se esfuerza por distinguirnos y vamos constituyendo nuestra identidad, entre otras cosas, por esos atributos que nos revisten de esencia masculina o femenina.

Si es niña ha de ir de color rosa y si es varón celeste, este mandato luego se sostiene a lo largo de las etapas, con la ropa, accesorios, modos de hablar, postura corporal y en muchas más y más ínfimos aspectos.

El diseño no ha querido escapar a esto, tal es así que han ido apareciendo decoraciones de cuartos bien identificadas, con elementos y connotación pertinente a uno u otro género.

No se trata necesariamente de decoración para infantes sino para hombres y mujeres que gustan reafirmar su condición de género desde los espacios, más íntimos y privados, que habitan.

Aunque no conviene exacerbar o exagerar esta línea aquí te damos algunas ideas de cómo lograr armónicamente este tipo de ambientación.

Si eres mujer y tienes tu propio cuarto hay algunos tips que de entrada aportan femineidad al interior;

  • Principalmente las cortinas, ropa de cama, cojines de seda haciendo juego o en la misma gama ya son detalles que proporcionan y comunican un estilo de suavidad. Otra opción pueden ser los veladores, lámparas o arañas con cristales, también pantallas en tonalidades tenues como lavanda, blanco o rosa pálido. Si predomina uno de estos colores, por excelencia femeninos, puedes cortar el monocromatismo con portarretratos, espejos o cuadros con marcos plateados, ya sean brillantes u opacos.

 

  • Un tipo de mueble para lograr la atmósfera buscada son los laqueados. Mas allá de que se usan en algunas épocas y luego pasan de moda reemplazándose por algo más rústico o clásico, el laqueado es una técnica que trasmite delicadeza y una textura extremadamente suave.

Si eres hombre y quieres tematizar tu cuarto, hacerlo masculino y con decoración que recree de algún modo tus intereses, los siguientes consejos pueden asesorarte.

  • Un elemento sustancial, frío pero fino, es el vidrio, los grandes ventanales que permiten la entrada de luz natural. En este caso las cortinas han de ser despojadas y si quieres dar un toque bien moderno pueden ser roll screen.

 

  • Algún cuadro o escultura abstracta puede convertirse en el objeto de decoración central del cuarto. Muchas veces las habitaciones de hombres recaen en ciertas decoraciones estereotipadas como mapamundis, motivos de navegación o automóviles sin que necesariamente estos sean deportes o intereses apreciados por quien habita el lugar, debes apuntar a todo lo contrario, encontrar elementos que hablen de ti; pueden ser libros, CD´s o películas, eso sí pon tu colección en un mueble que demuestre tu pasión.

Si te animas a dar personalidad a tu cuarto hazlo a lo grande, cuidando detalles y reflejando tu identidad

Añadir Comentario