Lenguaje corporal de las manos. Significado de los gestos de las palmas

 

lenguaje corporal de manos

Existen tres gestos principales que se pueden hacer con las palmas de las manos.

El primero es enseñar la mano abierta con la palma hacia arriba, mostrando la palma.

mano abierta con la palma hacia arriba

Mostrar las palmas de las manos es el mejor acercamiento que se le puede hacer a alguien.

Implica y transmite humildad, franqueza y honestidad.

Según uno de mis mentores, Allan Pease, cuando alguien va a ser sincero enseña una o ambas palmas, ya que es la versión no verbal de la frase “voy a ser franco con usted”.

Pero note que también le enseñará las palmas alguien que empiece a confiar en usted. Por ello, si es usted vendedor hará bien en fijarse cuándo un cliente comienza a mostrarle las palmas. Es entonces cuando su venta comienza a tener éxito.

No obstante, se honrado.

Nunca intentes hacer uso de esta técnica para engañar intencionadamente. Primero porque está mal. Y segundo, porque NO va a funcionar.

A pesar de que declare con su honestidad con tus manos, todo su cuerpo empezará a lanzar señales de mentira si intenta hacerse pasar por un hombre sincero mientras miente.

Hace un tiempo comenzaron a emitir en las distintas televisiones españolas un anuncio de un portal de compras. En él salía una chica que hacía repetidamente los gestos de sinceridad, no solo con las palmas  de las manos, sino con todo el cuerpo. Sin embargo, no transmitía una impresión sincera.

La clave estaba en su voz. Si uno apagaba el sonido, la chica transmitía una sinceridad abrumadora. Si uno ponía el sonido se daba cuenta de que no se creía el mensaje, ya que su tono de voz, que ronda el 30% de la comunicación no daba la sensación de creerse lo que decía.

El segundo es el gesto opuesto: la mano abierta con la palma hacia abajo

mano boca abajo
Habíamos acordado que al mostrar la palma arriba cede autoridad ante el interlocutor y demuestra humildad y honestidad.

En cambio, si el interlocutor le muestra sus palmas hacia arriba confía en usted y en lo que dice.

Pero esto nos plantea una pregunta: ¿Hemos de ser siempre humildes? ¿Hemos de ceder siempre autoridad?

La mano con la palma abajo demuestra una autoridad segura y tranquila

La respuesta es que no. Considera lo siguiente. Si eres el jefe de un departamento o una empresa, habrá ocasiones en las que, necesariamente, hagas valer tu autoridad.

Las órdenes a un empleado “rebelde” o poco colaborador serán más eficaces si van acompañadas por el lenguaje corporal adecuado. En esta ocasión las daremos con la palma de la mano hacia abajo.

¿Por qué? Porque al hablar con las palmas hacia abajo tomas de forma instantánea autoridad sobre el asunto del que habla, y por tanto tu discurso pasa a considerarse una orden en toda regla.

Ten en cuenta, sin embargo, la relación de status que tengas con tuinterlocutor.

Si eres el jefe de tu interlocutor el lenguaje corporal reforzará tus mandatos si muestra las palmas hacia abajo.

Por el contrario, si haces este gesto con alguien de tu misma posición, o con alguien de posición superior, podría producir un rechazo que acabaría perjudicándote.

A fin de cuentas, hacer esto es decir de forma  verbal que eres mejor que tus iguales y tus superiores.

El tercero es cerrar la palma y señalar con el índice.

señalar indice
Hay un tercer gesto de la palma y, esta vez, debe entrenarse para evitar hacerlo. De hecho es posible que tus padres te hayan entrenado desde pequeño para no hacerlo. ¿Recuerda cuando le decían que no señalase a nadie con el dedo? Tenían toda la razón.

El gesto de cerrar el puño excepto el índice es un gesto de máximo desprecio.

Incluso aunque no señales a nadie con él. Fíjate en que hay gente que realiza este gesto para reforzar su discurso, acompañado sus palabras con el movimiento de la mano y que enerva igualmente.

Gesto de autoridad despótica que enervará a tu interlocutor.

En los colegios de hace un siglo, la profesora solía castigar a los alumnos golpeándoles con una vara de olivo.

Hoy en día tendría problemas legales si se hiciera eso, pero mucha gente le “agredirá” de forma simbólica con el puño cerrado y el índice estirado que sustituye a la vara.

Es una forma brusca y ofensiva de imponer autoridad y, si haces este gesto, deberás cambiar inmediatamente al de la palma boca abajo. Esto te permitirá ejercer tu autoridad de forma más relajada.

Por supuesto hay más gestos. Por ejemplo el puño cerrado que refleja tensión y hostilidad por lo que dice, oye o siente.

Añadir Comentario