Los sueños lúcidos

 

sueños lucidos

Hoy os traigo un artículo que a más de uno les dejará la boca abierta. ¿Sabéis que mucha gente es capaz de adquirir conciencia dentro de sus propios sueños y tomar posesión consciente de los mismos, manejándolos a su antojo?.

Pues si, es posible. Y no solo eso. Sucede que, como explique en la anterior publicación,un sueño es una forma de acceder a otro plano, con la diferencia que lo hacemos inconscientemente.

Se trata de una bilocación, una separación de nuestro cuerpo y alma.

Un viaje que sin duda, la primera vez que lo logramos, nos parece más real que la vida misma.

Todo comienza cuando nos damos cuenta de que estamos soñando. Paulatinamente vamos adquiriendo conciencia del sueño y somos capaces de interactuar con el entorno manejándolo a nuestro gusto.

Es lo que se denomina como “sueños lúcidos”.

Cómo tener sueños lúcidos

Algunos onironautas (personas que tienen la capacidad de soñar lúcidamente) declaran que la posesión de esta habilidad les ha aportado una visión más amplia de la realidad, y que a través de ella se han dado cuenta de que han perdido el miedo a la muerte.

Puesto que creen en la vida después de fallecer. Afirman que pueden manejarse no solo en otros mundos, sino en nuestra propia realidad.

Tanto es así que han podido pasearse por su propia casa como si fuesen “fantasmas”, permaneciendo el cuerpo físico en cama y, por supuesto, siendo invisibles a los ojos de los demás.

Aunque también es posible visitar a otras personas, puesto que los obstáculos como muros o distancias no son problemas para avanzar.
Otros confirman que han podido visitar planetas exteriores y conocer otras civilizaciones.

Confirman que solo con desearlo, y como si un teletransportador se tratase, apareces sin más en el lugar en cual estabas visualizando.

Puede parecer todo un poco fantasioso pero ¿y si están siendo sinceros y es posible el famoso viaje astral?.

En muchas ocasiones, médicos reputados han declarado que pacientes que han sufrido paros cardíacos han afirmado que se encontraron, de un momento a otro, flotando en el techo y viendo su cuerpo tendido en la camilla, atendido por diferentes médicos.

Estas personas son capaces de describir técnicas médicas precisas que se efectuaron en el momento de la intervención para salvar su vida.
Hay miles de libros dedicados a estos temas.

Algunos hablan de experiencias en primera persona y otros sobre tratados científicos y visiones personales de algunos de los doctores que han tenido la suerte de presenciar estos casos.

Sin embargo, encuentro más interesantes aquellos manuales que explican técnicas para inducir sueños lúcidos. Se puede lograr mediante la meditación, sin necesidad de dormir.

Aunque a mi juicio personal, es más sencillo lograrlo mediante dormimos.

Una técnica masificada y con muy altas probabilidades de conseguir la bilocación, consiste en ir apuntando los sueños, con el mayor número de detalles posibles, en una libreta. De este modo cuando se repita el sueño nos demos cuenta de que estamos dormidos.

La siguiente acción es intentar visualizar nuestras manos, las cuales se verán borrosas, puesto que en esta realidad paralela no esta nuestro cuerpo físico, sino nuestra alma.

De este modo nos daremos cuenta de que estamos teniendo un sueño lúcido y, poco a poco ir despertando nuestra conciencia.

Añadir Comentario