Museo Nacional de Colombia: Fortaleciendo la identidad

 

- Museo Nacional de Colombia: Fortaleciendo la identidad

- Museo Nacional de Colombia: Fortaleciendo la identidad

Uno de los más antiguos museos del país y de América, el Museo Nacional de Colombia es un centro primordial de difusión de la cultura colombiana.

El Museo Nacional de Colombia es fundado por el primer Congreso de la República en 1823, abriendo sus puertas al año siguiente en su primera sede, la Casa Botánica.

El museo paulatinamente agrega nuevas piezas, incluida la colección de historia natural de la Casa.

Desde 1845 el museo ocupa distintas sedes: Edificio de las Aulas (1845 –  1913), el Pasaje Rufino Cuervo (1913 – 1922), el edificio Banco Pedro A.

López (1922 – 1944) y la Penitenciaría Central de Cundinamarca.

Esta última se convierte en la sede final del museo, cedida por el gobierno y adecuada por los arquitectos Manuel de Vengoechea y Hernando Vargas Rubiano.

En 1989 el museo impulsa la restauración integral del edificio hasta su inauguración en 2001.

Actualmente, el museo es una Unidad Administrativa Especial del Ministerio de Cultura, encargada de investigar, conservar y difundir las manifestaciones culturales colombianas.

Arquitectura del Museo Nacional de Colombia

El museo se instala en la antigua Penitenciaría Central de Cundinamarca, obra del danés Thomas Reed.

Diseñada a mediados del siglo XIX, se erige en 1874 con esquema panóptico; es decir, presenta la forma de un observatorio central con cuatro alas radiales.

La construcción republicana luce una fachada clasicista con decoraciones mínimas, como las columnas entrantes y salientes.

La estructura interna ha sido modificada para albergar el museo, planificando una museografía cronológica, distribuida en los niveles del edificio.

El primer piso concentra las piezas de los primeros pobladores en 12 mil a.c. hasta la época colonial.

En el segundo piso, los objetos y obras pertenecientes a la República hasta 1886.

En el tercer piso, las obras desde 1886 hasta la modernidad.

Colección del museo de Colombia

El Museo Nacional de Colombia comprende una colección vasta, clasificada en las secciones de Arqueología, Arte, Historia y Etnografía.

La sección de Arqueología reúne las manifestaciones de las sociedades precolombinas del país: cerámicas, piezas en metal, textiles, líticas y fragmentos óseos.

Las piezas son producto de las excavaciones arqueológicas realizadas desde principios del siglo XX por Konrad Theodor Preuss, pasando por los trabajos de Gonzalo Correal y Thomas Van Der Hammen hasta las más recientes investigaciones.

La sección de Etnografía, conformada por objetos de las culturas indígenas y las poblaciones afrocolombianas, presenta una selección de armas, textiles, collares e instrumentos musicales elaborados en diversos soportes.

La exhibición de estas obras es relevante, dado que testimonia la pluralidad cultural colombiana fuera del proceso histórico tradicional.

La sección de Arte del museo engloba dibujos científicos y artísticos, grabados, fotografías, pinturas, esculturas, miniaturas, mobiliario y objetos artísticos correspondientes al periodo colonial, republicano y moderno.

Este prontuario ha sido sustancialmente enriquecido por Eduardo Santos (Colección de iconografía bolivariana), Luis Augusto Cuervo, la Fundación Beatriz Osorio (mobiliario y objetos artísticos), Luis Ángel Rengifo (grabados), Francisco de Paula Santander (Colección de la Fábrica de loza La Bogotana), la familia Wetton y Mireya Negret Delgado.

Las obras imperdibles de esta sección pertenecen a José María Espinosa, Ricardo Acevedo Bernal, Miguel Díaz Vargas, Andrés de Santa María, Ricardo Borrero Álvarez, Ignacio Gómez Jaramillo, Pedro José Figueroa, Alejandro Obregón, Guillermo Wiedermann, Roberto Páramo, Fernando Botero, Enrique Grau, Eduardo Ramírez Villamizar, Edgar Negret, Marco Tibón Mejía, Juan José Neira, Ramón Barba, Josefina Albarracín, Rómulo Rozo, Arcila Uribe, Luis Alberto Acuña, entre otros.

Además, son relevantes las obras internacionales de Rodin, Bourdelle, Cánova, Michelena y Reverón, así como las piezas griegas, egipcias, africanas, flamencas y holandesas.

La sección de Historia alberga documentos históricos, numismática, objetos documentales y científicos.

Los grupos de objetos más destacados son la colección de libros, fotografías, manuscritos e impresos del siglo XIX y XX, cedida por Eduardo Santos (1959); las autógrafas de Simón Bolívar, donadas por Juan Antonio Pardo Ospino (1955) y los documentos de Celestino Mutis, concedidos por los descendientes de Mutis.