Museo Nacional de Kyoto : Arte e historia nipona

 

- Museo Nacional de Kyoto : Arte e historia nipona

Emplazado en el barrio de Higashimaya, el Museo Nacional de Kyoto se impone como un espacio cultural de exhibición, enseñanza e investigación profundamente vinculado a su bagaje histórico y artístico.

En 1889 el gobierno japonés decide la creación del Museo Imperial de Kyoto para preservar y difundir su tradición cultural, desvalorada por el proceso de modernización vivido en el Periodo Meiji.

Así, el diseño del edificio es encargado al arquitecto Tokuma Katayama y entre 1892 a 1895 se erige la Sala Principal de Exposiciones.

En 1897 el museo es inaugurado, pero debido a reformas gubernamentales, pasa a designarse Museo de la Casa Imperial de Kyoto desde 1900.

Dos décadas después, en conmemoración del matrimonio real del Príncipe, el gobierno cede la dirección del museo a la ciudad, que se renombra a Museo Imperial Onshi de Kyoto.

En 1952 el museo se convierte en institución nacional, con la intervención del Comité para la Preservación de los Bienes Culturales, cambiando su denominación al actual.

La necesidad de espacio motiva la gestación de la Sala de Colecciones, encargada al arquitecto Keichi Morita y estrenada en 1966.

Debido a que el Comité para la Preservación deja de existir, el museo se asocia a la Agencia de Asuntos Culturales.

Posteriormente, el museo extiende sus actividades con la cimentación del Centro de Conservación de los Bienes Culturales (1980), afiliada de la Agencia de Asuntos Culturales desde 1984 y el Centro para la Investigación de los Archivos Culturales de Kyoto (1981).

Hacia 1997, el museo emprende un nuevo proyecto arquitectónico: la Puerta Sur es renovada, la edificación del depósito este y la biblioteca son construidas y la Casa del Té es restaurada y abierta al público.

Como parte de las reformas del nuevo gobierno japonés, en 2001 el museo se establece como institución administrativa independiente.

En el aspecto interinstitucional, el museo colabora con la Escuela de Graduados de Estudios Humanísticos y Ambientales de la Universidad de Kyoto.

Arquitectura del Museo Nacional de Kyoto

La Sala Principal de Exhibiciones presenta una arquitectura imperial, muy influenciada por el barroco francés.

La fachada luce un pórtico central de reminiscencias clásicas, cuyo frontón está decorado con relieves de divinidades budistas.

Tanto las alas laterales simétricas como el pórtico muestran un acabado de ladrillos rojos.

La Sala de Colecciones ostenta una arquitectura moderna ortogonal y sobria, de dos niveles.

La fachada está seccionada por sus amplias ventanasColección
La Colección del Museo Nacional de Kyoto comprende más de 10 mil piezas de arte japonés y asiático premoderno, clasificadas en Bellas Artes, Artesanía y Arqueología.

Muchas de estas obras pertenecen a la Casa Imperial Japonesa, mientras que otras corresponden al arte budista y sintoísta de templos nipones.

Las obras pertenecientes a las Bellas Artes abarcan pinturas, esculturas y caligrafías (Shodō) de distintos periodos en la historia de Japón, India, Pakistán y Corea.

Destacan en esta sección las pinturas del monje budista Seshu, las esculturas de Buda provenientes de India y Japón (desde el periodo Nara hasta Kamakura), textos budistas documentos históricos nipones.

La colección de Artesanía ostenta distintos objetos tradicionales asiáticos: piezas de cerámica, textiles, lacas, muñecas y objetos en metal, tanto japoneses como chinos y coreanos.

Sobre la sección de Arqueología, el acervo es amplio, contando con singulares piezas desde el paleolítico hasta el periodo Nara.

Además, fotografías de excavaciones arqueológicas complementan la muestra.