La Psicofonías: Voces espectrales

 

En palabras de Thomas Edison: “Si la personalidad sigue existiendo después de lo que llamamos ‘muerte’, resulta razonable deducir que quienes abandonan la Tierra desearían comunicarse”.

Psicofonías explicación científica

¿Sabía que Guglielmo Marconi (1874-1937), el inventor del telégrafo, trabajó hasta su muerte en un ambicioso invento que pretendía captar voces del pasado como la del moribundo Jesús de Nazaret en la cruz? ¿Y que Thomas Alva Edison (1847-1931), inventor de la bombilla eléctrica, creía firmemente en la existencia de una frecuencia de radio que le permitiría comunicarse con los muertos? El deseo de estos dos grandes hombres puede haberse hecho realidad con el fenómeno psicofónico.

¿Qué es una psicofonía?

Una psicofonía es una voz o sonido de origen aparentemente inexplicable captado en una grabación. Se encuadra dentro del concepto denominado transcomunicación instrumental. Aunque el descubrimiento del fenómeno se atribuye al sueco Friedrich Jürgenson, en 1959, sus verdaderos progenitores fueron los sacerdotes Gemelli y Ernetti, de la Universidad del Sagrado Corazón, en Milán (Italia).

Siete años antes de que Jürgenson tomara conocimiento del fenómeno, los sacerdotes grababan cantos gregorianos cuando en uno de los registros descubrieron una extraña voz. A este primer suceso le sucedieron otros muchos, ante lo que ambos sacerdotes decidieron dedicarse al estudio del misterioso fenómeno.

En 1986, el padre Ernetti concedía una entrevista a la revista italiana “Oggi”, donde explicaba los estudios realizados desde aquel septiembre de 1952. ¿Por qué entonces la Iglesia Católica permitió que Jürgenson se erigiera como el “padre de las psicofonías”?.

Friedrich Jürgenson era un famoso pintor, músico y cineasta que en el verano de 1959 se encontraba inmerso en la grabación de un documental sobre el pájaro pinzón en los frondosos bosques suecos. Las grabaciones captaron no sólo trinos de los pájaros, sino también varias voces humanas que hablaban en sueco o noruego.

Sobra decir que Jürgenson estaba solo en el momento que las captó. Interesado, el cineasta continuó experimentando sobre el fenómeno y cuál fue su sorpresa cuando en grabaciones sucesivas escuchó la voz de su madre, fallecida varios años antes. “Jurgi, Jurgi, mi pequeño Jurgi… Jürgenson” parecía llamar una voz de mujer.

En los años siguientes, Jürgenson se dedicó a recopilar más grabaciones para estudiar el fenómeno psicofónico.

En 1964, publicó su primer libro sobre el tema, “Voices from the Universe” (”Voces del universo”).

Todo apunta a que la Iglesia no quiso verse envuelta en un escándalo que pudiese minar su credibilidad y eligió a Jürgenson para dar a conocer al mundo la existencia de las psicofonías. Según el español Francisco Mañez, colaborador de la revista “Año Cero”, los contactos entre la Iglesia y Jürgenson tuvieron lugar hacia la mitad del siglo XX.

El entonces cardenal Giovanni Battista Montini, que años más tarde se convirtió en el Papa Pablo VI, actuó como intermediario de la Iglesia. Años después, Jürgenson recibió en 1969 la Cruz de Comendador de la Orden de San Gregorio Magno de manos de Pablo VI, pese a que no era católico.

En 1973, la revista paranormal inglesa “Psychic News” publicó una entrevista a Jürgenson en la que éste cambiaba su versión de los hechos que le llevaron a investigar el fenómeno: “Encuentro terriblemente difícil describir en forma exacta por qué llevé a cabo estos experimentos…”, aludiendo a que un “deseo abrumador” le había impulsado estudiar el fenómeno.

En fin, que ni bosques, ni pajaritos, ya que, según dicen, su amigo y técnico de sonido Arnie Weisse confesó que las grabaciones habían sido captadas en el patio de la casa de Jürgenson.

El estudio de Jürgenson atrajo la atención del psicólogo alemán Hans Bender, director del Instituto de Zonas Limítrofes de la Psicología, dependiente de la Universidad de Friburgo de Brisgovia, en Alemania.

En los años siguientes, Bender y Jürgenson trabajaron codo con codo en el estudio del fenómeno psicofónico. Los estudios de Bender concluyeron que en diferentes condiciones y circunstancias, una cinta virgen, colocada en un grabador corriente y en un ambiente silencioso, registrará voces humanas que pronuncian palabras inteligibles; cuyo origen es aparentemente inexplicable.

Las voces son objetivas en la medida en que quedan registradas como impulsos oscilográficos visibles en grabaciones. Bender constató que las grabaciones obtenidas por los testigos, incluido las de su compañero Jürgenson, se amoldaban a la mente de los sujetos.

A nivel científico, el propulsor del fenómeno psicofónico fue el letón Konstantin Raudive, ya que gracias a sus investigaciones la ciencia de la época se interesó por el fenómeno de las voces sin rostro.

Raudive consiguió recopilar 100.000 grabaciones psicotónicas y publicó un exitoso libro titulado “Lo inaudible convertido en audible: siguiendo las huellas de los difuntos” (1968).

Psicofonías reales en España

En España, las máximas autoridades en materia de psicofonías son Pedro Amorós, presidente de la Sociedad Española de Investigaciones Parapsicológicas (SEIP), y Sinesio Darnell, autor de “Voces sin rostro” y “El misterio de la psicofonía”. Amorós ha conseguido configurar, a lo largo de sus años de investigación, un enorme archivo de voces inexplicables, algunas de ellas se pueden escuchar desde la página web del SEIP.

Sinesio Darnell advierte del peligro de dar credibilidad a los mensajes de las psicofonías, ya que el espíritu o ente que las profiere puede estar engañándonos

¿Es nuestro inconsciente el responsable de las psicofonías? ¿O son, simplemente, un fraude?

En mayo de 1990, Televisión Española difundía a bombo y platillo unas psicofonías captadas en el Palacio de Linares de Madrid por una desconocida doctora llamada Carmen Sánchez de Castro. En ellas podía apreciarse nítidamente la voz quejumbrosa de una niña que decía: “Mamá, mamá…Yo no tengo mamá”. Una mujer se lamentaba: “Mi hija Raimunda… Nunca oí decir mamá”.

Otra psicofonía recogía una voz masculina que exclamaba: “¡Fuera… no, aquí no!”. Mientras el Palacio de Linares se convertía en el blanco de rumores y especulaciones sobre una supuesta tragedia familiar, la Policía desmantelaba el fraude de las psicofonías. Carmen Sánchez de Castro, la supuesta doctora y psicóloga no era ni una cosa ni la otra, sino una delincuente sobre la que pendía una orden de búsqueda y captura.

Existen psicofonías fraudulentas y otras que se deben a fenómenos naturales. Sin embargo, no puede negarse que existen grabaciones que no tienen, todavía, ninguna explicación racional.

Psicofonías en Belchite

Esto sucede frecuentemente en lugares marcados por la tragedia, tales como Belchite, uno de los pueblos asolados por la Guerra Civil.

Según la leyenda, los espíritus de los hombres, mujeres y niños asesinados en la batalla de Belchite siguen habitando el pueblo.

Muchos de los visitantes que año tras año visitan el histórico pueblo aseguran haber sentido presencias espectrales, pasos que se acercan e incluso dicen haber experimentado visiones. Varios de ellos portan grabadoras en las que registran voces escalofriantes.

Allí, en la semiderruida Iglesia de San Martín, los investigadores David Garcés y Oscar Parra captaron una voz infantil que gritaba “¡rojo al suelo!”, una de las psicofonías más conocidas.

Las voces de seres queridos fallecidos aparecen constantemente en las grabadoras de quienes intentan obtener psicofonías.

Ante esto, es lógico preguntarse: ¿intentan nuestros seres queridos comunicarse con nosotros desde el Más Allá? ¿O es nuestra sugestión la que nos hace oír voces humanas? Nadie puede asegurarlo, pero si cualquiera de nosotros tuviese la posibilidad de comunicarse después de muerto, ¿quién no lo haría?

Añadir Comentario