ReVuo Información útil sobre lo que te rodea

¿Qué les gusta comer a los adolescentes europeos?

comer adolescentes

El estudio Helena (“Healthy Lifestyle in Europe by Nutrition in Adolescence”), financiado por la Unión Europea y en marcha desde 2005, analiza los hábitos alimentarios y el estilo de vida de jóvenes europeos de entre 13 y 16 años, y sus resultados ponen de manifiesto la necesidad de desarrollar hábitos nutricionales saludables entre los adolescentes.

Y es que la obesidad y el sobrepeso afectan al 25%.

Ni siquiera se salvan los adolescentes de la zona Mediterránea; al contrario, han abandonado su dieta tradicional para abrazar las costumbres venidas del otro lado del océano… Otro dato a tener en cuenta: tan solo el 60% de los chicos y alrededor del 30% de las chicas practican diariamente ejercicio (moderado o intenso).

Eso sí, reconocen el valor saludable de la alimentación como enseñanza de sus padres, pero no como propia, ya que ellos tienen clarísimo el criterio para elegir qué comer: el sabor.

Las texturas y el tamaño les resultan indiferentes, y confiesan su debilidad por el picoteo (aunque en España los jóvenes hacen cinco comidas al día, mientras que en la mayoría de países el número se reduce a tres).

Lo más grave es que definen la “comida saludable” (verdura, pescado, etc.) como “aburrida, poco apetitosa y cara”.

Saben que es importante comer sano para su salud (también para sentirse bien con ellos mismos y evitar problemas de autoestima y trastornos alimentarios), pero aseguran que les supone mucho esfuerzo decantarse por este tipo de alimentación. Y además están bastante mal informados…

Así que se dejan llevar por el cóctel de noradrenalina, serotonina y dopamina que les proporcionan los alimentos más adictivos (la mayoría de ellos ricos en grasas y azúcares) y con la verdura si te he visto no me acuerdo.

Ellos prefieren el queso, los aperitivos salados, la comida rápida y los dulces. Por lo menos pueden echarle un poco de culpa a la ciencia

Es importantísimo que en una etapa tan determinante para el crecimiento tengan cubiertas todas las necesidades de vitaminas, minerales, proteínas e hidratos (por eso también tienen que comer frutas, verduras, legumbres, pescado, huevos, carne…).

Si no hay más remedio, os los podéis llevar a vuestro terreno con algunos de los trucos que os dimos para que sus hermanos pequeños coman de todo:

  • Que se familiaricen con todo tipo de alimentos
  • Comer muy variado (incluso aquello que no os guste a vosotros).
  • No negociar con “tiranos”
  • Potenciar el sabor con sus ingredientes favoritos o intentar comer con ellos cuando podáis.

Seguro que en el futuro (a pesar de la más que probable resistencia inicial) os lo agradecen.

Te puede interesar también…

Deja tu comentario!