Rembrandt van Rijn: Biografía y obras

Rembrandt es por excelencia el artista representante de la pintura barroca.

Es el maestro del color y de la luz.

Es el pintor que nos dejó un legado artístico que impresiona por su abundancia ya que tan sólo en autorretratos hoy en día se cuentan más de sesenta.

Rembrandt es uno de los grandes maestros de la pintura.

Biografía de Rembrandt

Este artista holandés nació en Leiden el 16 de julio de 1606 en el seno de una familia humilde pero que se esforzó para que su hijo tuviera una buena formación.

Así Rembrandt comenzó sus estudios en la Escuela Latina asistiendo a la edad de 14 años en la Universidad de Leiden.

A pesar de que era buen estudiante, pronto se sintió llamado por el mundo de la pintura con lo que dejó de estudiar en la Universidad para dedicarse de lleno a su formación pictórica.

De este modo fue el maestro Jacob van Swanenburch quien le inició en el mundo de la pintura trasladándose más tarde a Amsterdam para entrar en el taller de Pieter Lastman quien tenía una excelente fama gracias a sus cuadros de temas históricos.

Más tarde tras aprender y dominar todas las técnicas regresó a su ciudad natal donde en el año 1625 abrió un taller en la casa de su padre junto con Jan Lievens.

Por aquellos años nadie se esperaba que Rembrandt se iba a convertir en un excelente retratista del ser humano convirtiéndose en el gran maestro de la técnica tanto de la pintura, como del dibujo y el grabado.

A medida que la actividad del taller de Rembrandt se incrementa la fama del pintor crece llegando incluso a dar clases hasta que de nuevo regresa a Amsterdam en el año 1631.

El motivo del traslado del pintor a esta ciudad se debe al fallecimiento de su padre un año antes.

En Amsterdam vive en la casa del marchante Hendrick van Uylenburch y gracias a él conoce a diversos personajes del mundo artístico de la ciudad.

También por su intermedio conoce a la que más tarde sería su esposa y modelo de muchas de sus obras: Saskia van Uylenburch.

Fue el 22 de junio de 1634 cuando el maestro del claroscuro se casa con Saskia en Sint-Annaparochie.

Obras de Rembrandt Van Rijn

Es en esta etapa feliz Rembrandt cuando aparecen algunas de sus obras como el “retrato de Nicolaes Ruts” o sus cuadros de temas mitológicos y religiosos.

En 1636 aparece “el cegamiento de Sansón”, obra que marcó a muchos de sus seguidores ya que la pintura de Rembrandt impresionó a todos aquellos amantes del arte por lo que posteriormente han sido muchos los artistas que han mantenido la línea pictórica que caracteriza al pintor holandés.

En lo referente a la vida personal de Rembrandt debemos decir que estuvo llena de desgracias y de muertes ya que al año de contraer matrimonio con su mujer nace su primer hijo, pero éste muere tres meses más tarde.

De este modo Rembrandt prefiere trasladarse a vivir a otra casa cerca de Amstel, pero de nuevo en 1638 la tristeza inunda el hogar del artista ya que su mujer da a luz una niña que no llega a alcanzar el mes de vida.

Rembrandt vuelve a cambiarse de casa en 1639 pasando a formar parte de un barrio donde convivían un buen número de pintores y de comerciantes.

Pero la tranquilidad no dura mucho en la vida del artista ya que tan solo un año después pierde a su tercer hijo y a su madre, aunque en septiembre de 1641 nace por fin un hijo que sobrevivió al que le llamó Tito.

Desgraciadamente el parto fue duro para su mujer quien al poco tiempo contrae tuberculosis y fallece en 1642.

Rembrandt se sintió sólo y con un hijo a que cuidar, con lo que decidió contratar los servicios de una cuidadora.

Más tarde el pintor se enamora de una nueva nodriza que cuida a su hijo y con ella tiene otro hijo pero nace muerto.

Su nueva mujer se llamaba Stoffels y fue en 1654 con quien tuvo una hija a la que llamaron Cornelia.

En aquellos años, la economía de Holanda empieza a empeorar y la vida de Rembrandt también con lo que tiene que subastar sus bienes para poder obtener dinero y dar de comer a su familia.

Fue en el año 1660 cuando decide constituir una sociedad que funcione como mediadora para poder vender sus cuadros a mitad de precio ya que su estado económico no mejoraba.

Tan sólo tres años más tarde, Rembrandt se vuelve a encontrar con la muerte ya que muere Stoffels.

De nuevo Rembrandt se refugia en la pintura y cuando todo parece que toma de nuevo su rumbo un nuevo golpe aparece en la vida del artista ya que muere su hijo Tito quien se acababa de casar y esperaba el nacimiento de una hija.

El mismo año del nacimiento de la nieta de Rembrandt, en 1669, el pintor holandés fallece el 4 de octubre.

Cuatro días después le entierran junto a los restos de su segunda mujer y su hijo.

La vida de Rembrandt fue dura y triste pero su legado artístico es intenso, bello y numeroso ya que son muchas las obras que se destacan de este pintor como la “Lapidación de san Esteban”, “La presentación de Jesús en el templo”, “La novia judía”…

Tenemos que destacar que en sus primeras obras los temas de sus cuadros eran dramáticos y con un excelente dominio de luces y sombras, además que en esta primera etapa empieza a componer algunos de sus retratos.

Rembrandt se convirtió también en el pintor que más se conoció a si mismo mediante sus autorretratos.

Temas de sus cuadros y obras de arte

Los temas bíblicos y religiosos fueron tratados por el artista con gran dramatismo, al igual que algunos de sus encargos, uno de los más famosos es “Lección de anatomía”.

La luz fue otro de los elementos que se convirtió en compañera de Rembrandt ya que a través de ella fue capaz de describir sentimientos y emociones que se reflejaban en los protagonistas de sus obras.

Rembrandt ha sido uno de los grandes pintores de la historia universal ya que son muchas las obras que compuso llegando a alcanzar las seiscientas creaciones.

Todo un logro para un artista que destacó por dominar la técnica a la perfección, al igual que el manejo del color y la luz.

Todo ello le convirtieron en un maestro del arte de la pintura que más tarde muchos trataron de imitar.