ReVuo Información útil sobre lo que te rodea

Seis razones para tomar una copa de vino al día

tomar una copa de vino al dia

Creo que una buena parte de la felicidad está en los hombres que nacen donde se encuentra el buen vino”.

No seremos nosotros quienes osemos llevar la contraria al gran genio Leonardo da Vinci (Hipócrates fue otro de sus más ilustres valedores), sino más bien todo lo contrario…

Como buenos amantes de los pequeños placeres de la vida, hoy os vamos a dar seis razones para tomar una copa de vino al día (¡lo cual no quiere decir que tengáis inmunidad para beberos media botella!).

¿Porque debemos beber una copa de vino al día?

1-Protege nuestro sistema cardiovascular y ayuda a prevenir diferentes enfermedades

Los compuestos fenólicos del vino -precisamente hoy hemos descubierto que el mérito no es del resveratrol- son potentísimos antioxidantes que previenen el envejecimiento celular, protegen el sistema cardiovascular, y ayudan a prevenir ciertos tipos de cáncer.

¿Os suena la “paradoja francesa“? Se trata de un proyecto de investigación realizado por la OMS (Organización Mundial de la Salud) en los 90 que hizo plantearse al mundo por qué un país con un consumo elevado de grasas saturadas -Francia- presentaba un índice de mortalidad coronaria tan sorprendentemente bajo.

Pues bien, los científicos llegaron a la conclusión de que la clave estaba en el consumo moderado… ¡de vino tinto!

No es casualidad que nuestros antepasados romanos le rindieran vasallaje como si de un Dios antiguo se tratara…

2- Reduce el riesgo de sufrir depresión

Un estudio científico del Predimed publicado en la prestigiosa revista BMC Medicine revela que el consumo moderado de alcohol (de dos a siete vasos por semana) reduce considerablemente el riesgo de sufrir una depresión.

El doctor Miguel A. Martínez-González, catedrático de la Universidad de Navarra y responsable de la investigación, matiza que ”solo con moderadas cantidades de alcohol, consumidas preferentemente en forma de vino, se puede obtener un efecto protector frente a la depresión, similar al que se ha observado para la principal enfermedad cardiovascular: la enfermedad coronaria”.

En realidad es un remedio utilizado para combatir la depresión desde el principio de los tiempos, pero ahora tenemos la confirmación científica de nuestra teoría.

tipos de vinos

3- Mejora nuestra memoria

Muchos os quedaréis alucinados con la revelación, pero es una leyenda que el alcohol no ayuda a olvidar… al contrario, ¡hace que recordemos más! Y es que estimula áreas de nuestro cerebro implicadas en el aprendizaje y la memoria.

En el caso del consumo moderado de vino, el efecto se intensifica por sus componentes fenólicos (que ejercen un efecto protector de la función cognitiva), y además su aroma y su sabor liberan en el cerebro una serie de sustancias -entre ellas la dopamina- relacionadas con el placer que aumentan la motivación, la atención y la concentración.

4- Nos ayuda a mantener el peso

Increíble, pero cierto. Si bien sabemos que el alcohol contiene 7 calorías por gramo (y eso es una Ley inamovible), diversos estudios científicos sugieren que las mujeres que beben vino con moderación son menos propensas a padecer sobrepeso.

La doctora Lu Wang, responsable de la invetigación publicada en Archives of Internal Medicine en 2010, afirma que “en conjunto, el consumo regular de alcohol en cantidades moderadas puede conducir a una pérdida de energía neta en las mujeres”.

Así que ya sabéis, podéis hacer la prueba acompañando vuestro menú fresco de una copita de vino (¡una!).

5- Potencia el sabor de las comidas

Intensos, delicados, especiados, afrutados… hay millones de vinos en el mundo, todos ellos con una historia que contar.

Es asombrosa la capacidad que tienen de realzar sabores y multiplicar sensaciones.

Si bien habría que estudiar las características específicas de cada etiqueta para elegir el maridaje perfecto, os podemos adelantar como norma fresca que la clave está en armonizar sabores, y lo podemos conseguir buscando la afinidad (combinando elementos que se complementen) o el contraste (encomendándonos a la regla universal de que los opuestos se atraen, pero con cuidado de no anular los ingredientes más sutiles).

beneficio del vino

6- Ninguna bebida mola tanto

Hasta el mismísimo New York Times se ha rendido a los encantos de nuestro calimotxo, pero ninguna bebida del mundo es tan inspiradora y sofisticada como una copa de vino (su historia, el ritual que lo rodea…).

Cersei Lannister en “Juego de Tronos”, Cristina Yang en “Anatomía de Grey”, Carrie Mathison en “Homeland”… si algo tienen en común todas ellas, además de ser mujeres de armas tomar, es su debilidad por una copa de vino (si bien es cierto que a alguna se le va de las manos…).

Si os fijáis, en las series y en las películas los losers no suelen beber buen vino. Es un hecho.

Porque el buen vino está reservado a los vencedores (atormentados muchos de ellos, eso sí).

Ya lo decía el genial Ernest Hemingway: “Wine is one of the most civilized things in the world and one of the most natural things of the world that has been brought to the greatest perfection, and it offers a greater range for enjoyment and appreciation than, possibly, any other purely sensory thing.”.

Te puede interesar también…

Deja tu comentario!