ReVuo Información útil sobre lo que te rodea

Visitamos el Cementerio de los Sin Nombre en Viena

Nuestra puntuación
Nuestra puntuación del lector
[Total: 0 Promedio: 0]

el cementerio de los sin nombre

Suicidas a los que se les negaba un entierro católico. Ahogados sin identificar sacados de las aguas del Danubio.

Este es el tipo de gente que descansa en el Cementerio de los Sin Nombre, un lugar de Viena difícil de encontrar por el viajero, pero que no debería dejar de visitar.

Muchos de los turistas que viajan a Viena visitan el Zentralfriedhof, el Cementerio Central, el más grande y más famoso de la ciudad, donde descansan personalidades de la talla de Ludwig Van Beethoven, Johannes Brahms, Franz Schubert, Johan Strauss , entre otros.

Sin embargo, entre los 55 cementerios de Viena, uno de las más conmovedores e inusual tiene es el Friedhof Der Namenlosen, el Cementerio de los Sin Nombre.

¿Donde podemos encontrar el cementerio de los Sin Nombre?

A pesar de que es considerado como parte del distrito 11, el cementerio está bastante lejos del centro de Viena y el hecho de que sea un lugar difícil de encontrar hace que el viaje al lugar se sienta como una peregrinación.

Situado cerca de la unión del Canal del Danubio y el propio Danubio, el Der Friedhof Namenlosen se esconde detrás de gigantescos almacenes de granos y silos igualmente enormes.

Origen e historia del cementerio de Friedhof Der Namenlosen

El cementerio solía ser poco visitado, sobre si tenemos en cuenta que los 104 cuerpos que allí descansan fueron enterrados antes de 1940. (Después de 1940 las víctimas del río fueron enterrados en el Cementerio Central.)

La mayoría de los cadáveres no identificados son ahogados que la corriente del río llevó hasta tierra.

Los muertos fueron enterrados en ataúdes de madera, donados por el taller de un carpintero.

Cuarenta y dos de los enterrados fueron finalmente identificados por sus familiares, sin embargo el lugar de descanso final de la mayoría consiste en tan solo un puñado de flores tristes y secas y una cruz de acero negra, adornada con la inscripción “namenlos” (“desconocido” o “sin nombre”).

Las mejoras efectuadas en el cauce del río han hecho que los remolinos que llevaban los cadáveres a tierra, cerca del cementerio, ya no sean un problema, pero aún así todos los años en el Día de Todos los Santos (1 de noviembre) se recuerda a los sin nombre.

Algunos pescadores de la zona de  Albern mantienen viva una vieja tradición consistente en construir una balsa que adornan con flores y con una inscripción conmemorativa de las víctimas del Danubio.

La balsa se echa al río, mientras toca una banda y sigue la lenta corriente río abajo, navegando de una manera similar a como lo hicieron los cuerpos de los Sin Nombre.

ubicacion del cementerio de los sin nombre

Tome  la línea de autobús 76A hasta la parada ‘Alberner Hafen “, siga la calle (‘ Molostraße ‘) unos 500 metros a través de la zona industrial, pasando por los silos y almacenes de grano que quedan a su izquierda.

Al final de la calle, a orillas del Danubio, se encuentra el cementerio.

Te puede interesar también…

Editora y redactora de Revuo.net, especializada en temática Alimentación, Salud, Curiosidades, Biografías y Viajes

Deja tu comentario!