El yate de sangre azul

 

- El yate de sangre azul

La famosa compañía italiana también fabricante de yates Riva, dentro de su línea naviera tiene su más flamante creación llamada el 92’ Duchessa, una embarcación preparada para gozar los maravillosos océanos con la más lujosa comodidad, propia de la nobleza europea.

Es un exquisito megayate aún más refinado que los antes vistos por Riva, éste tiene veintiocho metros de longitud minuciosamente diseñados por Mauro Micheli,  de modo que al explorarlo te das cuenta que contiene un equilibrio perfecto entre estilo, funcionalidad y espacios, así pues el 92’ Duchessa refleja una distinguida y elevada estructura propia de la realeza y su alegórica sangre azul.

Referente a su naturaleza y composición confirman el carácter único que ha posicionado a Riva como una de las compañías líderes en la fabricación de yates de lujo, asimismo sus líneas curvas, sus dos motores MTU Diesel de 2.200 caballos de fuerza, su capacidad de tanque de combustible de 9.000 litros y su armoniosa estética dan un portentoso diseño que lo constituye en una embarcación superior.

Este modelo cuenta con innumerables invenciones en sus interiores que engalanan y realzan este majestuoso artefacto, por ejemplo las mamparas que engalanan el salón principal le dan un aire acogedor producto de los tonos cálidos de la madera de nogal americano los cuales están decorados con componentes en cuero, asimismo se conjuga divinamente con los pisos del comedor interno.

Otra genialidad en esta nave son los grandes ventanales que proporcionan en todos los espacios luz, claridad y vida, de modo que se genera una atmósfera de serenidad y relajación inigualables.

En cuanto a los niños, si los llevas de seguro no se aburrirán ya que  el Duchessa cuenta con un avanzado sistema de entretenimiento que ha sido pensado en ellos y su sana entretención.

Por otro lado la suite principal se ensancha a lo largo del yate, no obstante aísla el sonido de los otros dormitorios; para que tengas el mejor servicio a bordo sin abruptas y desagradables interrupciones.

Sus exteriores también dan de qué hablar ya que en su cubierta superior tiene soberbios acabados en fibra de vidrio y accesorios, de modo que puedes disfrutar del sol y a la vez de una hermosa vista marítima en una comodidad sofisticada y prodigiosa.

Al otro extremo del exterior delantero tiene un relajado juego de sillones y un jacuzzi disponibles para ti y todo esto desde alta mar.

Lo mejor es que no sólo lo disfrutas tú, sino que tiene capacidad para un máximo de veinte pasajeros, por eso está distribuido en diversos camarotes. Y las cabinas de tripulación y la cocina están ubicadas en la proa, de hecho están cerca de la cabina del piloto para no interrumpir tu diversión.

Como puedes ver el ’92 Duchessa ofrece una experiencia náutica que compite con los mejores modelos de su clase, ya que es la manera más suntuosa de experimentar y descubrir el Caribe.

Añadir Comentario